Comienzan a discutir un nuevo acuerdo a 3 años con el Fondo

Ese fue el planteo que hizo el titular del organismo, Horst Köhler. Lo dijo en reuniones que mantuvo con el presidente, Néstor Kirchner, y con el ministro de Economía, Roberto Lavagna.

24deJuniode2003a las08:21

El titular del Fondo Monetario Internacional, Horst Köhler, llegó ayer a Buenos Aires y mantuvo contactos con la plana mayor del Gobierno. En todos los casos planteó la conveniencia de avan zar en las discusiones de un nuevo acuerdo a tres años de plazo, que cubra toda la gestión del presidente, Néstor Kirchner. La agenda de temas que debería incluir ese convenio comenzó a definirse ayer, en el almuerzo que el jefe del FMI compartió con el ministro Roberto Lavagna en el Palacio de Hacienda. Y volvió a ser analizada en una cena con el Presidente en la residencia de Olivos.

En ese encuentro, el primero que Köhler mantuvo tras su llegada a Buenos Aires, el titular del Fondo le planteó al equipo económico cuáles son los temas a resolver en el corto plazo para despejar el camino hacia un acuerdo largo. Según le contó a Clarín un funcionario de primer nivel, Köhler pidió avanzar sobre la reestructuración de la deuda con los acreedores privados, definir la compensación a los bancos (por la indexación asimétrica y el pago de los amparos) y profundizar el ajuste fiscal, para que el superávit (mayores ingresos que gastos) en 2004 sea equivalente a 3,5 puntos del Producto Bruto Interno, es decir un punto por encima de lo acordado para este año.

En la comida con Lavagna también estuvieron Anoop Singh, el jefe del Departamento Occidental del FMI; el representante del organismo en Buenos Aires, John Dodsworth, y el vocero Thomas Dawson. Por el lado argentino, participaron el secretario de Finanzas, Guillermo Nielsen; el de Coordinación Técnica, Leonardo Madcur, y el subsecretario de Financiamiento, Sebastián Palla. Luego, Köhler se reunió 25 minutos a solas con Lavagna.

La compensación a los bancos está en manos del Congreso, pero el equipo económico le dijo a Köhler que se avanzará "pronto" sobre el tema. La propuesta de renegociación de los 75.000 millones de dólares de deuda en manos privadas se presentaría en setiembre, en la Asamblea del FMI en Dubai.

Respecto del superávit fiscal, el acuerdo vigente, que vence el 31 de agosto, fija metas trimestrales que hasta ahora fueron sobrecumplidas. En el primer trimestre, el saldo a favor fue de 1.788 millones de pesos, 288 millones por arriba de lo acordado. La pauta de 4.500 millones de todo el semestre también se sobrecumpliría ya que en los primeros cinco meses se acumuló un superávit de 4.192 millones.

La exigencia de aumentar el superávit para 2004 apunta a la necesidad de que el país disponga de más dólares para pagar la deuda. Pero para llevar el superávit al 3,5% del PBI haría falta un ajuste adicional, que hasta ahora no aparecía en los planes de Kirchner.

La intención del FMI es resolver estos temas y avanzar hacia un acuerdo de tres años. En principio Lavagna era partidario de un acuerdo corto, que permitiera reprogramar los 6.600 millones de dólares de vencimientos con los organismos internacionales que se acumulan entre setiembre y diciembre. Pero ante el planteo de Köhler, ahora Economía también busca la forma de avanzar hacia el largo plazo.

Köhler cerró su primer día en Buenos Aires con una cena en la quinta de Olivos con el presidente Néstor Kirchner, que se extendía al cierre de esta edición. Fue un encuentro protocolar en el que Kirchner y Köhler se vieron por primera vez. Estuvieron acompañados por sus esposas, Cristina y Eva. Además había tres ministros, también con sus esposas: Lavagna, Alberto Fernández y Rafael Bielsa. Por el FMI fueron Singh, Dodsworth, Dawson y el representante argentino en el organismo, Guillermo Zocalli. Per

Temas en esta nota