Las 7 definiciones clave que dejó Köhler en su visita a Buenos Aires

El acuerdo a 3 años, la presión por las reformas de largo plazo y los esfuerzos por restablecer la seguridad jurídica para los inversores, son algunos de los puntos destacados del discurso que expuso ayer Köhler.

25deJuniode2003a las08:14

Ismael Bermúdez. ESPECIAL PARA CLARIN.

1. ACUERDO DE MEDIANO PLAZO.

"El presidente Néstor Kircher estuvo de acuerdo en que conversemos sobre un programa de mediano plazo", aseguró ayer el titular del FMI, Horst Köhler. Y explicó que como la Argentina necesita "profundizar las reformas estructurales y esto es algo que no se puede hacer en seis meses, estamos pensando en encaminarnos hacia un programa de mediano plazo de tres años". Con esta definición, Köhler marcó "la cancha" a las negociaciones y rechazó la idea original de Roberto Lavagna de prorrogar el acuerdo firmado en enero, que se limitó a renovar los vencimientos de la deuda por 8 meses. Las "reformas estructurales" que pide el FMI para el acuerdo a 3 años incluyen cambios impositivos, la renegociación con las empresas privatizadas y un ajuste de la banca pública, además de mayores ajustes fiscales. El convenio largo sería del tipo "facilidades extendidas". Y mientras se lo discute —y en caso de que no esté cerrado antes de setiembre— el FMI renovaría periódicamente los pagos que comienzan a vencer a partir de ese mes. Y lo mismo harían los demás organismos, como el Banco Mundial y el BID. Entre setiembre y diciembre próximos vencen con esos organismos unos 6.000 millones de dólares.


2. LAS REGLAS DEL JUEGO.

Köhler sostuvo que la Argentina debe mostrar al mundo previsibilidad jurídica, fiscal y financiera para atraer a la inversión extranjera. Y debe "seguir ciertas reglas de juego en su carácter de miembro normal de la comunidad internacional". Con esto aludió a volver a pagar la deuda, acordar con los acreedores privados, respetar los contratos firmados con las empresas y los inversores y contar con superávit fiscal creciente que asegure que se cubran los vencimientos de la deuda.


3. PREVISIBILIDAD FISCAL.

Köhler dijo que hace falta tener más previsibilidad fiscal. Y para eso, pidió "mejorar las relaciones intergubernamentales en la Argentina", en referencia al reparto de la recaudación de los impuestos nacionales entre la Nación y las provincias. El FMI busca que una parte mayor de la recaudación vaya al Tesoro Nacional, de manera de aumentar el superávit fiscal y garantizar así el pago de la deuda. Por ejemplo, una propuesta es que la recaudación del impuesto a las Ganancias no se reparta con las provincias sino que se destine íntegramente a la Nación.


4. REFORMA FINANCIERA.

El jefe del FMI sostuvo que la Argentina debe contar con "una estrategia para definir la manera de mejorar el proceso de intermediación entre depositantes e inversores" y generar más interés para atraer la inversión extranjera. Aquí aludió a la crisis bancaria, derivada del corralito y la pesificación. Esto supone aprobar el proyecto que está en el Congreso para compensar a los bancos por la indexación asimétrica entre depósitos y préstamos y por las pérdidas que les provocó el pago de amparos al valor del dólar libre frente a los créditos pesificados uno a uno. Además, eliminar las suspensiones de las ejecuciones hipotecarias, levantar las restricciones a la compra de divisas y permitir la libre entrada y salida de capitales.


5. LA SEGURIDAD JURIDICA.

Köhler precisó como otro eje "una reforma jurídica e institucional para que la Argentina se gane la reputación necesaria para atraer inversores extranjeros", lo cual, agregó tendrá una incidencia positiva para mejorar el clima social y para propiciar la creación de fuentes de trabajo. Este p

Temas en esta nota