Control de capitales: prevén más estabilidad en los bancos

El Gobierno aspira a que la menor volatilidad de los fondos aliente la inversión productiva

Por
28deJuniode2003a las07:50

* Los ingresos y salidas de divisas deberán registrarse en el Banco Central

* La reglamentación operativa se difundirá la semana próxima

* Relativizan el impacto en la Bolsa


El control al ingreso y egreso de los capitales llamados golondrina será una realidad desde la semana próxima, entre el beneplácito y la cautela de banqueros, agentes de Bolsa y analistas, que esperan una mayor estabilidad en las inversiones. El presidente Néstor Kirchner firmó ayer el decreto 285/03, que establece su vigencia "a partir de la fecha de su publicación en el Boletín Oficial", lo que se prevé para pasado mañana, y el Banco Central aprestaba anoche su reglamentación.

 

El Gobierno procura desalentar la volatilidad de los fondos, estabilizar el dólar y fomentar que la liquidez bancaria se redireccione a la inversión productiva, además de tranquilizar a la comunidad internacional, tras conocerse la reacción del secretario del Tesoro de EE.UU., John Snow.

 

"El ministro (por Roberto Lavagna) está plenamente de acuerdo con Snow, que dijo estar generalmente en contra de las medidas que impliquen un control del flujo de capitales. Pero también está de acuerdo con él en cuanto a que hay que analizar caso por caso. En la Argentina, claramente las condiciones están dadas para hacer necesaria la medida", afirmó el vocero de Economía, Armando Torres.

 

El artículo 1° del decreto fijó, sin más, que "el ingreso y egreso de divisas al mercado local, así como la negociación de las mismas en dicho mercado, deberán ser objeto de registro ante el Banco Central".

 

Las divisas podrán retirarse "sólo al vencimiento de un plazo de 180 días corridos, a contar desde la fecha del ingreso de las divisas". Pero se facultó al Ministerio de Economía "a modificar el plazo" si ocurren "cambios en las condiciones macroeconómicas".

 

El control, se aclaró, "no podrá afectar la libertad de ingresar, remesar ni de negociar divisas que sean registradas con arreglo al mismo, ni imponer tasas de registro ni costos adicionales de ninguna otra naturaleza, sin perjuicio de las sanciones que sean aplicables". Se fijaron, también, dos excepciones al control de divisas, para las "que correspondan a operaciones de comercio exterior y a inversiones extranjeras directas".

Temas en esta nota

    Load More