Años de profunda modificación agrícola

Producir con menos efectos negativos

Por
05deJuliode2003a las08:46

El ingeniero Emilio Satorre sostuvo en su disertación que en los últimos 20 años el escenario agrícola de nuestro país ha experimentado profundas transformaciones estructurales, que involucran cambios de magnitud en el paisaje y las tecnologías de los cultivos. Agregó que desde el punto de vista ecológico estas transformaciones han expuesto a los sistemas a amenazas, entre las que se destacan: 1) la reducción de la superficie praderizada en grandes áreas de las regiones más productivas; 2) la reducción de la productividad de materia seca (carbono/ha/año), y 3) el empobrecimiento de los suelos.

 

Sin embargo, el contexto de esas transformaciones puede ser visto también en un marco de oportunidades, debido al reducido impacto ecológico negativo experimentado, a la disponibilidad de tecnologías y conocimientos, con su contribución a la menor variabilidad y mayores rindes de los cultivos y a que el concepto de sustentabilidad está arraigado entre productores y técnicos.

 

Aspecto base

 

Hoy es reconocido que desarrollar sistemas productivos sustentables es base para un camino de transformación y crecimiento efectivo de la agricultura argentina y sus empresas. En una definición operativa, es posible identificar como sustentables a los sistemas (y empresas) capaces de lograr la mayor producción con la menor cantidad de efectos negativos.

 

Varias otras definiciones han sido propuestas en la literatura para ampliar el contenido de este concepto y muchas de ellas podrán ser, al menos parcialmente, criticadas. En el contexto de nuestro trabajo, "sustentables son los sistemas que permiten: 1) proteger la integridad de los recursos naturales (introducen un eje ecológico); 2) ser rentable para el productor (eje económico), y 3) ser socialmente aceptable (eje social), para contribuir al crecimiento económico y el bienestar de la sociedad".

 

Los procesos de agriculturalización, intensificación y simplificación que han experimentado los sistemas productivos de nuestro país han llamado la atención por su impacto sobre el eje ecológico del concepto de sustentabilidad.

 

De hecho, la reducción de la diversidad planificada (es decir, de cultivos), el empobrecimiento de los suelos y alteración del ciclo de nutrientes, y la reducción de la materia orgánica han aparecido como los primeros riesgos asociados a estos procesos.

Temas en esta nota