Japón eleva aranceles sobre carne vacuna y porcina

Japón subirá un 50 por ciento los aranceles sobre la carne vacuna y la porcina como tarifa de emergencia entre el 1 de agosto y finales de marzo próximo debido al fuerte aumento de las importaciones, anunció hoy el Gobierno

Por
29deJuliode2003a las08:32

El ministerio de Finanzas anunció que los aranceles sobre la carne fresca y refrigerada subirá a partir del 1 de agosto un 50 por ciento con respecto al 38,5 por ciento actual.

Las importaciones de carne vacuna en el segundo trimestre de este año alcanzaron las 72.747 toneladas, lo que supuso un aumento del 34 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior.

Este incremento anual representa el doble del 17 por ciento de aumento anual permitido para que Japón pueda a aplicar sus medidas proteccionistas bajo las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

El año pasado, las importaciones de carne de vaca bajaron un 40 por ciento frente al año anterior después de que se descubriera el primer caso de "vaca loca" en Japón en septiembre de 2001 y se produjera un rechazo entre el público japonés.

Pero el consumo se ha recuperado este año y ha subido drásticamente hasta exceder la cantidad prefijada, aunque aún no ha vuelto a los niveles del mismo periodo de 2001, antes de que se dieran los primeros casos de la Encefalopatía Espongiforme Bovina.

Según el ministerio de Agricultura, Bosque y Pesca, la subida de las tarifas aduaneras provocaría alzas en los precios minoristas de carne vacuna hasta del 2,5 por ciento.

Sin embargo, el viceministro de Agricultura, Yoshiaki Watanabe, espera que "los minoristas hagan lo posible para compensar el aumento de los precios".

Mientras, el ministro de Finanzas Masajuro Shiokawa dijo que no espera un fuerte impacto en los precios minoristas.

Actualmente, más de un 90 por ciento de las importaciones de carne vacuna procede de Estados Unidos y Australia, mientras que tan sólo el 0,02 por ciento viene de Chile.

A este respecto, Estados Unidos reaccionó inmediatamente y ha anunciado que pedirá oficialmente al ministerio de Finanzas japonés que cancele la subida prevista de los aranceles.

Las importaciones de Latinoamérica se redujeron a raíz de los brotes de fiebre aftosa tanto entre las reses como entre los cerdos.

Temas en esta nota