Éxito en la Exposición de Palermo

Con más de medio millón de visitantes en una semana, la Exposición de Ganadería, Agricultura e Industria Internacional de Buenos Aires "es un éxito que ha superado cualquier expectativa", dijeron fuentes de la organización

Por
01deAgostode2003a las15:34

Estamos muy contentos porque lo que ocurre aquí es una fiel muestra del buen momento que atraviesa el campo argentino, destacaron sobre la edición número 117 de la principal muestra del sector, que abrió sus puertas el 25 de julio último.

La feria funcionará hasta el próximo miércoles en su recinto tradicional de la capital argentina, que tiene más de 15.000 metros cuadrados cubiertos, además de varias pistas para exhibición y competencias.

"Además de que esta semana coincide con las vacaciones de invierno en el país, hay una gran cantidad de turistas extranjeros que vienen a conocer nuestro campo en pleno corazón de Buenos Aires", señaló un portavoz de la Sociedad Rural Argentina, organizadora de la muestra.

La principal atracción son los más de 2.000 animales que se exhiben, de los cuales unos 1.200 son bovinos y cuyo número se ha incrementado con respecto a la edición anterior.

Los 450 expositores de este año también significaron un incremento del 80 por ciento frente a los de 2002 y lo mismo ocurrió con los puestos de maquinaria agrícola, que pasaron de 38 a 100.

Además, durante la feria se celebra el II Congreso Internacional de Agronegocios "Argentina: alimentos para el mundo", el Congreso Mundial de la raza bovina Brangus y una ronda de negocios agropecuarios.

La ausencia del presidente argentino, Néstor Kirchner, en el acto de inauguración oficial de la exposición, que está previsto para mañana, sábado, generó una polémica con los dirigentes agropecuarios que fue zanjada por el propio gobernante.

"El presidente nos dijo que no iba a poder estar presente, pero que si la agenda de lo permite la semana próxima se iba a acercar" a la muestra, dijo anoche el presidente la Sociedad Rural, Luciano Miguens, después de reunirse con Kirchner en la Casa de Gobierno.

Tradicionalmente la ceremonia es elegida por el sector, que siempre ha liderado la economía argentina, para plantear sus reivindicaciones al Gobierno en ocasiones de forma poco ceremoniosa, con silbidos y abucheos.

En lugar de Kirchner asistirá el vicepresidente, Daniel Scioli, y el único discurso oficial será pronunciado por el secretario de Agricultura, Miguel Campos.

Temas en esta nota