Economía y el FMI acercan posiciones

Superavit fiscal del 3% del PBI

Por
02deAgostode2003a las08:45

Mientras el ministro de Economía, Roberto Lavagna, sostuvo ayer en Montevideo que no se puede crecer sobre la base de un endeudamiento creciente, en Buenos Aires es mayor la expectativa de alcanzar rápidamente un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Y circuló muy fuerte la versión de que el organismo internacional habría aceptado la pauta de un superávit fiscal del 3%, como propone Economía.

Según trascendió, el Fondo Monetario aceptaría que la meta de superávit fiscal primario (antes del pago de intereses de la deuda) del 3% del PBI para el 2004 que habría planteado como techo el secretario de Finanzas, Guillermo Nielsen.

Mientras tanto, el jefe de la misión del FMI, John Dodsworth, que está en Buenos Aires, se reunió por primera vez con el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido.

Fuentes del ministerio aseguraron que fue un encuentro de tipo "protocolar", que duró pocos minutos y que sirvió como presentación mutua. De aquí en más, aseguraron las fuentes, las reuniones entre personal de Planificación y del FMI serán mucho más intensas, ya que la gente de De Vido maneja una de las áreas más "sensibles" para el próximo acuerdo con el organismo financiero internacional: las tarifas y la renegociación de 61 contratos con empresas privatizadas.

De la reunión entre Dodsworth y De Vido, que se llevó a cabo en el Palacio de Hacienda, participó el secretario de Finanzas, Guillermo Nielsen, quien habría insistido en plantear que el compromiso de superávit fiscal no podría superar el 3% del PBI (unos 4.500 millones de dólares).



Cruzando el charco

Por su parte, en Uruguay, el ministro Lavagna insistió que en las negociaciones con el Fondo la Argentina no quiere nuevos préstamos que incrementen su deuda.

"No hay estabilidad económica ni crecimiento que se pueda basar en el endeudamiento de un país", sostuvo Lavagna en una exposición ante funcionarios y empresarios convocados por la Asociación de Dirigentes de Marketing de Uruguay.

Lavagna dijo también que los países tienen que encontrar la forma de sanear sus economías sin préstamos internacionales, para "asegurar el crecimiento económico", en obvia referencia al caso argentino donde el titular de Economía buscar cerrar un acuerdo con el FMI refinanciando los vencimientos pero sin pedir fondos frescos.

En su disertación, Lavagna también reivindicó el Mercosur "con todas sus imperfecciones y satisfacciones porque es siempre parte de la solución y no del problema", con lo que se ganó el aplauso de la concurrencia.

Lavagna destacó que no se le ocurre que "haya algún empresario que pueda planificar sus actividades sin tomar como referencia al Mercosur".

Tras asegurar que la Argentina salió de la crisis que la postró durante casi cinco años, el jefe de Economía insistió que la Argentina tendrá en el 2003 un crecimiento económico del orden del 5 o el 5,5 % del PBI y del 4 al 4,5% para los siguientes, lo que permitirá duplicar el ingreso en los próximos 15 años.

Respecto a las negociaciones del Mercosur en la Organización Mundial de Comercio, la Unión Europea y el ALCA, que impulsa EE.UU, Lavagna dijo que, para que las negociaciones tengan sentido para el Mercosur, deben contener "algo fuerte en materia de acceso a mercados", un asunto "en el que todavía hay dificultades claras".

Temas en esta nota