Economía y el FMI, cerca de fijar la meta de ahorro fiscal

La situación financiera: las negociaciones están en la etapa preliminar.

Por
06deAgostode2003a las08:18

El Ministerio de Economía y el Fondo Monetario Internacional habrían logrado avanzar en la discusión sobre el nivel de ahorro fiscal que debe lograr la Argentina para pagar la deuda externa. El punto de acuerdo sería generar un superávit de las cuentas públicas de unos 14.000 millones de pesos en 2004, equivalente a 3,5% del producto bruto interno.

Esa estimación quedaría a mitad de camino entre la pretensión del FMI —que exigía 16.000 millones, es decir 4% del PBI— y la oferta inicial del Gobierno, de 12.000 millones (3% del PBI), confiaron a Clarín fuentes del Palacio de Hacienda.

El nivel de superávit es un dato clave en la negociación del acuerdo de tres años con el Fondo. Según el nivel de ahorro fiscal que la Argentina se comprometa a lograr, se podrá medir la capacidad del país para volver a pagar los bonos de la deuda pública que dejaron de pagarse en diciembre de 2001. Economía estimó esa deuda en 76.000 millones de dólares.

Pero la diferencia entre la postura del FMI y la del Gobierno no es indiferente para la marcha de la economía. Cada punto del PBI representa unos 4.000 millones de pesos. En consecuencia, tener más dinero disponible para pagar la deuda externa implica quitar recursos fiscales que podrían destinarse a financiar planes sociales, a inversión en obras públicas o a mejorar los salarios de los empleados estatales. Por eso, el presidente Kirchner tendrá la última palabra: anticipó que no aceptará un ajuste fiscal que signifique ahogar la tenue recuperación económica.

Los técnicos de la misión del FMI que está en Buenos Aires volvieron a reunirse ayer con la segunda línea de Hacienda. Trabajaron sobre las proyecciones fiscales del Gobierno y prepararon el terreno para la negociación de fondo, que empezará el lunes próximo, una vez que el ministro Roberto Lavagna regrese de EE.UU., donde mañana se entrevistará con el secretario del Tesoro, John Snow.

El representante permanente del FMI en Buenos Aires, John Dodsworth, se reunió el lunes con Lavagna para avanzar en los lineamientos generales. De allí surgió el acercamiento de criterios sobre el nivel de ahorro fiscal.

Lo que se evaluó en ese encuentro fue que el superávit de este año será mayor al previsto, gracias a la fuerte suba de la recaudación impositiva. En lugar del 2,5% del PBI ($ 10.000 millones), el año terminaría con 2,8%, es decir unos $ 11.000 millones aproximadamente. Es por eso que Economía estima que es posible llegar a $ 14.000 millones en 2004 sin que eso signifique aplicar un ajuste que sea recesivo.

Pero esta parte es sólo el principio de la negociación. Todavía queda por delante discutir cómo será la aplicación de las reformas estructurales que pide el FMI (impositiva, financiera, ajuste de tarifas, pago a acreedores). En estos temas, la reticencia del Gobierno es mayor aun que la que genera el ajuste fiscal.

Temas en esta nota