El Gobierno insiste en que no habrá suba de tarifas

Lo ratificó ayer el ministro del Interior, Aníbal Fernández. Sostuvo que "no se puede seguir cargando las tintas" sobre los consumidores.

Por
01deSeptiembrede2003a las08:20

El ministro del Interior, Aníbal Fernández, defendió nuevamente la negativa del Gobierno a autorizar una suba de las tarifas de los servicios públicos privatizados. Dijo que después de la fuerte suba que sufrieron los productos de la canasta básica de alimentos tras la devaluación, "no se puede seguir cargando las tintas" sobre los bolsillos de los consumidores. Así, salió otra vez al cruce del reclamo de las empresas privatizadas y de los gobiernos de los países de origen de esas compañías.

La discusión por las tarifas es uno de los temas clave que sigue demorando la firma de un acuerdo nuevo con el Fondo Monetario Internacional.

En declaraciones radiales, el ministro Fernández evaluó ayer que "si uno se pone a observar cómo han evolucionado los precios al consumidor desde la devaluación, alimentos y bebidas aumentaron un 60 por ciento y la canasta básica cerca de un 90". Por eso —razonó— "no se puede seguir cargando las tintas" sobre el bolsillo de los consumidores con aumentos en las tarifas de los servicios públicos.

Respecto de la relación con las empresas, Fernández desestimó que desde el Gobierno se haya intentado presionar a las telefónicas para que desistan de las acciones judiciales que iniciaron ante tribunales arbitrales del exterior. En ese sentido, instó a los directivos de dichas empresas a "denunciar a quienes ejercieron presiones para así lograr que vayan presos los responsables". "Es la única forma de resolver la vida de los argentinos: que vayan presos", añadió el funcionario.

Respecto de la negociación con el FMI, el ministro del Interior señaló que el Gobierno tiene "dos exámenes inmediatos: el acuerdo con el Fondo Monetario y, por otro lado, la discusión por los bonos" con los acreedores privados del exterior. "Los dos temas son a cortísimo plazo y es muy difícil plantear una estrategia a mediano plazo cuando las cosas son tan urgentes", añadió el funcionario.

 

Agregó, en tal sentido, que "el Fondo Monetario fija los plazos como les conviene a ellos y no a nosotros". Se refirió así al vencimiento por 2.900 millones de dólares que opera el martes 9 de setiembre y que es impostergable.

En tanto, el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, dijo que "estamos confiados en que vamos a poder avanzar en las negociaciones que se mantienen con el Fondo Monetario Internacional. "Estamos ha blando con los técnicos sobre un acuerdo por tres años, que no impida un desarrollo sustentable y no frene el proceso de incipiente crecimiento y estamos confiados en que lo vamos a lograr antes de la fecha tope para cumplir nuestras obligaciones".

Temas en esta nota