Más confianza para operar con el sistema financiero

En relación con un año atrás, creció dos veces y media la confianza para operar con el sistema financiero, en especial con bancos públicos. Y el 56 por ciento tuvo necesidad de financiarse para “llegar a fin de mes”.

Por
26deSeptiembrede2003a las08:42

En relación con un año atrás, creció dos veces y media la confianza para operar con el sistema financiero, en especial con bancos públicos. Y el 56 por ciento tuvo necesidad de financiarse para “llegar a fin de mes”.

En tanto, la confianza de los consumidores cayó en agosto por segundo mes consecutivo, aunque los cordobeses perciben que siguen mejorando las condiciones para la compra de bienes durables (electrodomésticos, casas y autos).

Estos datos surgen del Monitor de Expectativas Económicas de setiembre, que elaboran Ieral-MKT sobre la ciudad de Córdoba. El economista Gastón Utrera explicó a La Voz del Interior que la nueva caída en la confianza se puede explicar porque cuando se efectuó la muestra –entre el 20 y 25 de agosto último--, la sociedad estaba sacudida por la pelea Kirchner-Scioli y la puja por un inminente aumento de tarifas.

“La percepción cotidiana nos indica ahora que esa situación cambió tras el acuerdo con el FMI y la reafirmación de la autoridad política del Presidente por la ‘elección nacional’ del 14 de setiembre”, opinó Utrera.

Cuando se efectuó la encuesta, el índice de confianza del consumidor bajó siete por ciento, ubicándose en 47,6 puntos. El nivel de indiferencia es 50, cuando las expectativas positivas y negativas se equilibran.

En cambio, el indicador referido a la oportunidad de adquirir un bien durable se elevó 21,9 por ciento. El vinculado con la posibilidad de comprar un auto o una casa creció levemente. Esta apreciación tendría que ver con el “techo” de consumo que encuentran los salarios, es decir, las perspectivas mejoran, pero los sueldos no alcanzan para concretar la compra del bien.

Además del 56 por ciento que reveló que necesitó financiamiento para “llegar a fin de mes”, un 36 por ciento necesitó dinero para pagar alguna deuda, mientras que un 31 por ciento tiene necesidad para comprar electrodomésticos.

“La gravedad de la crisis es tal que para más de uno de cada dos cordobeses, sus ingresos corrientes no les son suficientes para cubrir necesidades de sustento mensual. Por otro lado, también resulta inquietante el hecho de que casi cuatro de cada 10 tengan problemas para afrontar sus deudas”, sostuvo Utrera.

Finalmente, el 42 por ciento de los capitalinos dijo que estaba dispuesto a depositar sus ahorros en un banco, cuando a mediados de 2002 era sólo del 12 por ciento. De quienes se animaban a volver a operar con los bancos, el 64 por ciento lo haría con los bancos públicos.

De todos modos, aún persiste la susceptibilidad de la mayoría (58 por ciento) para volver al sistema financiero.

El documento número 16 del Monitor de Expectativas Económicas, elaborado por el Ieral-Fundación Mediterránea y MKT, puede consultarse en La Voz On Line en el apartado Economía.

Temas en esta nota

    Load More