Brasil compró otra vez trigo a EEUU

Adquirieron un total de 100 mil toneladas.

Por
07deOctubrede2003a las08:11

Los industriales brasileños volvieron a adquirir trigo en los EE.UU. Esta vez, la compra fue por 100 mil toneladas con entrega enseguida, sobre los puertos del nordeste de Brasil. De esta manera quedó probado que los hermanos brasileños quieren demostrarnos que no dependen de nuestra producción de trigo para seguir produciendo harina.

Porque, sin dudas, el trigo argentino es más apto para la molienda que el comprado en el país del Norte o en el este europeo. Los molineros cariocas ya tuvieron experiencias -para nada agradables- con la calidad del trigo producido en países fuera del Mercosur.

Por idiosincrasia, por cultura y por ser un trigo «conocido» por su calidad, el trigo argentino continúa siendo el más apropiado para ser molido en el vecino país.

• Quejas

Pero esta decisión de comprar trigo en los EE.UU. está muy relacionada con las aireadas y mediáticas quejas realizadas por Brasil contra las exportaciones de harinas mezclas y premezclas de origen argentino, aduciendo injustas asimetrías ocasionadas por aranceles y derechos de exportación.

Pero la sensación que tienen muchos operadores de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires es que Brasil está «sangrando por la herida» viendo que su cosecha de trigo no es tan buena como ellos la venían anticipando.

Recordemos que analistas del vecino país y el propio gobierno brasileño anticipaban que este año tendrían una cosecha de 5 millones de toneladas de trigo, contra las 3 millones de toneladas producidas en el año anterior. Y a pesar de no tener las graves complicaciones que hoy posee el trigo argentino, la situación en los estados sureños del vecino país no es tan alentadora.

Ya hay operadores de Brasil que están estimando pérdidas en su producción triguera. Notablemente de este tema todavía no se dice nada y no hay medio periodístico que hable sobre esto.

También lo que está preocupando en gran medida a los industriales brasileños es la complicadísima situación que está ocurriendo en la Argentina con la producción de trigo. Día a día que pasa, se ve cómo se «achica» la cosecha, con grandes posibilidades de que las cifras de producción se deban ajustar hacia la baja «notablemente». Al haber menos trigo en nuestro país, habrá menos trigo para exportar y exactamente esto preocupa a los hermanos del Norte.

Recordemos que, a pesar de que los brasileños «promocionen» que año a año van a producir más trigo -hasta llegar al autoabastecimiento-, para sembrar trigo en Brasil hay que invertir mucho dinero haciendo el negocio inviable.

Porque la tierra de Brasil tiene un PH no apto para la producción de trigo, debiendo los productores cariocas agregar por hectárea gran cantidad de cal, para así modificar el mencionado PH de los campos.

De esta forma, a pesar del supuesto aumento de la producción triguera, los industriales de aquel país necesitarán importar un mínimo de 5 millones de toneladas de trigo. Hay que considerar que en los últimos años, Brasil importó un promedio de 7 a 7,5 millones de toneladas de trigo, y en 95% de esta cifra, de origen argentino.

Informe de Alejandro Ramírez

Temas en esta nota