El gobierno prepara un paquete de reformas al régimen tributario

La iniciativa incluye cambios en los impuestos a cheques y a combustibles.Caerían los planes de competitividad que benefician a cuatro sectores: transporte, minas, madera y autos.

14deOctubrede2003a las08:24

El Ministerio de Economía se apresta a lanzar antes de que termine el mes de octubre una serie de reformas al régimen tributario, que incluye la modificación del impuesto al cheque, la eliminación de las exenciones al gravamen a los combustibles y el fin de cuatro planes de competitividad.

Fuentes de la Secretaría de Hacienda, que dirige Carlos Mosse, informaron que "antes de fin de mes está planeado hacer ingresar al Congreso un nuevo paquete de reformas tributarias" para su aprobación legislativa.

El propio Mosse había anticipado la semana pasada que en Economía aspiran a "reducir la alícuota del impuesto a las transacciones financieras o bien aplicarlo al pago del tributo a las ganancias antes del segundo semestre del año que viene".

La modificación del impuesto al cheque se produce luego de que el gobierno verificara un retroceso en la recaudación. La explicación es que los usuarios de este tipo de documentos tratan de evitar su utilización para no tener que afrontar la pesada carga fiscal.

Por otra parte, el propio ministro de Economía, Roberto Lavagna, manifestó en reiteradas oportunidades su deseo de ir hacia una régimen tributario "más simple", que "no grave el consumo" y se oriente hacia las ganancias extraordinarias.

Como el manual de estilos de la administración de Néstor Kirchner prevé "evitar los paquetazos económicos", se apunta a un "muy fuerte grupo de leyes antievasión con la idea de crear un sistema tributario más justo", señaló Lavagna.

El jefe del Palacio de Hacienda también puso entre los objetivos de su gestión el de "poder bajar los impuestos de carácter distorsivo".

Estas reformas cuentan con el aval del Fondo Monetario Internacional (FMI), en tanto y en cuanto no afecten la capacidad de recaudar.

Cabe destacar que para el año próximo el proyecto de ley de presupuesto estima un nivel de ingresos tributario de 80.000 millones de pesos, lo que da un promedio de 7.000 millones al mes, por encima de los 6.000 millones de este año.

En este camino para simplificar los pagos es que Economía impulsa una generalización el beneficio con el que cuentan el agro, transporte de cargas, minería y pesca, que permite computar a cuenta del IVA y Ganancias lo que paga en concepto de impuesto a los combustibles.


Cuánta plata debe entrar.

En cuanto al impuesto a las transacciones bancarias (cheques), una de las alternativas que manejan desde Hacienda, es bajar su tasa del 0,6 por ciento hasta el 0,3 por ciento.

Otro eje sería mantener su aplicación pero a cuenta del pago de Ganancias, lo cual apunta a sostener la bancarización de la economía y a través de ella la mayor recaudación.

Junto a estas iniciativas, el gobierno "dejará caer" en diciembre los planes de competitividad, que benefician al sector de transporte de pasajeros, explotaciones mineras, fabricación de productos de madera, y el sector automotriz.

Quedarán vigente entonces sólo los que benefician a las exportaciones cárnicas y a los actores y producciones de espectáculos, las cuales no tienen gran impacto en las cuentas públicas.

De los cuatro planes que se "dejan caer", el secretario Mosse se encuentra buscando, junto con su par de Transporte, Hugo Jaime, alternativas para beneficiar al sector de transporte urbano, entre las que se maneja un sistema similar al del subsidio al gasoil, que toma en cuenta la cantidad de kilómetros que recorren las unidades y el número de pasajeros que transportan.

Quedará para el 2005 una "eventual" reducción de las retenciones a las exportaciones, la cual dependerá del valor de estos productos, tanto en el me

Temas en esta nota