Argentina inicia el vía crucis para reestructurar la deuda

El secretario de Finanzas, Guillermo Nielsen, iniciará hoy en la ciudad alemana de Francfort el largo trabajo para convencer a los acreedores privados de aceptar una quita del 75 por ciento sobre los 94.300 millones de dólares de deuda pública que se encuentra en cesación de pagos.

Por
20deOctubrede2003a las08:36

Agencias Télam y EFE

Buenos Aires. El secretario de Finanzas, Guillermo Nielsen, iniciará hoy en la ciudad alemana de Francfort el largo trabajo para convencer a los acreedores privados de aceptar una quita del 75 por ciento sobre los 94.300 millones de dólares de deuda pública que se encuentra en cesación de pagos.

Paralelamente, el secretario de Cooperación Técnica, Leonardo Madcur, irá primero a estados Unidos y luego a Japón para reunirse con los grupos de acreedores.

Mañana, Nielsen se reunirá con uno de los grupos consultivos que intentará brindar propuestas al Gobierno argentino para llevar adelante esta reestructuración, la mayor de la historia por sus características.

En el Ministerio de Economía se descuenta que, en un comienzo, habrá resistencias al plan elaborado por la Argentina, pero el propio titular del Palacio de Hacienda, Roberto Lavagna, insistió en que “la quita no es del 73 ni del 72 por ciento, sino del 75 (por ciento)”.

Incluso, debió hacer frente a versiones periodísticas que indicaban que la quita para las AFJP sería sólo de un 30 por ciento. El 70 por ciento de la cartera de las administradoras está integrada por bonos en default.

“En los últimos días aparecieron noticias erróneas. Nosotros advertimos que íbamos a sufrir todo tipo de presiones”, dijo Lavagna, con la mesura que lo caracteriza.

En el tratamiento de la deuda, con una quita del 75 por ciento, “el principio de equidad, expresado en Dubai, es inamovible, por eso no habrá diferentes propuestas ni para los distintos grupos, ni entre éstos y las AFJP”, dijo Lavagna.

Más allá del plano local, donde las reuniones con los grupos consultivos están previstas para el 27 y 30 de octubre, el encuentro con los acreedores privados comienza en Alemania, el país donde un grupo de tenedores de bonos lograron, en un principio, embargar los salarios de los diplomáticos argentinos.

La posibilidad de nuevos embargos, como así también del dinero que tiene la Argentina depositado en el exterior para pagar a los organismos internacionales de crédito, motivó que Economía traspase esas cuentas a ámbitos inembargables, para mientras tanto seguir las negociaciones.

Estas medidas judiciales, unidas a presentaciones ante tribunales de Nueva York y Roma, son el escenario en donde se moverá Nielsen. El jueves se presentará en la capital italiana, donde se encuentra gran parte de los tenedores de bonos que más protestas presentaron. El viernes, el funcionario terminará el recorrido europeo en Zurich. El 28 y 29 de octubre se presentará ante los grupos consultivos en Nueva York.

Por su parte, Madcur, se entrevistará este miércoles con el grupo consultivo con sede en Tokio, y dos días más tarde, con el de la costa oeste de los Estados Unidos, en San Francisco.

Para el 31 de octubre, un día después de que termine la reunión con los tenedores de bonos argentinos, Economía recibirá la respuesta de los 15 bancos que invitó para crear el sindicato de entidades que realizarán la operación de canje de deuda.

El Ministerio invitó a 12 entidades para el tramo internacional y a los bancos Galicia, Francés y al Banco Nación para que al menos dos de ellos se encarguen de la plaza local, donde se concentra el 38 por ciento de los bonos en default.

Los bancos de Wall Street ya notificaron que están dispuestos a aceptar una quita del 40 por ciento y que se incluya en la reestructuración un tipo especial de bonos y préstamos del Banco Mundial.

Temas en esta nota