El maíz sale a recuperar terreno perdido

Surgió por iniciativa de entidades, organismos e instituciones que trabajarán para que el cultivo vuelva a ser competitivo

Por
25deOctubrede2003a las08:16

·  El objetivo es obtener valor en la cadena y ganar mercados

·  El cereal, además de commoditie, se usa en la industrialización de numerosos productos

En la campaña 1997/98, la Argentina produjo 20 millones de toneladas de soja y 18,5 de maíz. En la última cosecha esa brecha se extendió de 36 millones de toneladas de la primera a 16 del segundo. En la última campaña se sembraron más de 12.600.000 hectáreas de la oleaginosa, mientras que el cereal sólo ocupó algo más de tres millones. ¿Qué ocurrió?

"El maíz fue desplazado por la soja en plena zona núcleo", fue la reflexión de Pablo Adreani, director de la consultora AgriPAC, del comité organizador del seminario "El aporte del producto maíz a la economía; cómo agregar valor en la cadena", desarrollado esta semana en la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

El encuentro dio marco para el lanzamiento de la Asociación Argentina de Maíz (Maizar) que surge para dar respuesta, como por ejemplo a una inquietud planteada por el mismo Adreani al presentar el seminario: "Eramos el país más competitivo del mundo en costo por tonelada producida, teníamos el maíz más barato que todos nuestros competidores; teníamos un maíz de alta calidad en comparación con otros países exportadores...

"¿En qué fallamos, entonces", se preguntó el consultor y su propia respuesta fue: "El país no tiene una estrategia, más aún no tiene un objetivo". Entre los deberes pendientes Adreani dijo que "los argentinos debemos reconocer que tenemos un país productor y exportador de alimentos e iniciativas como la de Maizar ayudan a desarrollar estrategias de largo plazo con toda la cadena comprometida.

Tras la proyección de un video en el que se ilustró al numeroso auditorio la increíble participación del maíz como insumo en una extensa variedad de productos entre alimentos, bebidas, cosméticos, papelería, etcétera, Daniel Freggiaro, de la Asociación de Ingenieros Agrónomos del Norte de la Provincia de Buenos Aires (Aianba), fue el encargado de delinear los objetivos de la entidad en formación.

Explicó que Maizar es una "fuerza impulsora", producto de la unidad de toda la cadena, es decir, empresas proveedoras de insumos, industria, comercio, acopiadores, instituciones de tecnología, universidades, organismos oficiales, profesionales y productores "y todos aquellos que de alguna manera u otra están preocupados, tiene intereses o quieren que el maíz sea un cultivo que siga teniendo importancia en nuestro sistema de producción y que siga siendo un elemento distintivo de la Argentina".

Agregó Freggiaro que la entidad se creará "para impulsar y liderar las acciones necesarias para promover y ampliar la competitividad del maíz argentino en los mercados e incrementar la rentabilidad de la cadena de valor del negocio, bajo un sistema sustentable", frase que de alguna manera resumió el hilo conductor del seminario.

De parte del Gobierno, el secretario de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos, Miguel Campos, dijo que se está trabajando con el Banco Nación "a fin de aplicar líneas de crédito a tasas preferenciales para sistemas productivos que propendan a la conservación de los suelos e incluyan al maíz en los planes de rotación".

Por otra parte planteó Campos que uno de los nuevos desafíos que debe afrontar el productor ma

Temas en esta nota