“La propuesta de renegociación de la deuda es correcta”

Sebastián Edwards Profesor de la Universidad de California y ex economista del Banco Mundial.

Por
31deOctubrede2003a las08:35

HORACIO RIGGI Buenos Aires


A diferencia de la mayoría de sus colegas que piensan que la Argentina tomó una actitud innecesariamente agresiva en la renegociación de la deuda, el economista chileno Sebastián Edwards, actual profesor de la Universidad de California y ex jefe para América latina y el Caribe del Banco Mundial, está convencido de que la propuesta que realizó el equipo que comanda el ministro Roberto Lavagna es correcta aunque al mismo tiempo sostiene que la misma se puede mejorar.

–El ministro Lavagna pidió que la sociedad apoye la postura del Gobierno en la renegociación de la deuda. ¿Cómo califica la propuesta que la Argentina les hizo a los acreedores?

–La Argentina realizó una propuesta aritméticamente correcta. Eso no implica que les agrade a los acreedores porque la misma es considerada insuficiente. El Gobierno explicó que tendrá un superávit determinado y que una parte se destinará a pagar lo que debe.

–¿Gran parte del mercado sostiene que la propuesta puede mejorarse?

–Es verdad. Creo que el Gobierno está trabajando en eso. Un ejemplo es que ahora se presentó un bono cuasi par. Una de las opciones podría ser elaborar un menú más amplio de bonos elegibles.

–¿La renegociación estará terminada para mediados de 2004 como estima el Gobierno?

–Es muy difícil. Para esa época es probable que el acuerdo esté cerrado parcialmente.

Sentado en una habitación del Hotel Sheraton, minutos después de disertar en una conferencia organizada por FIEL, Edwards parece bastante optimista con el futuro de la Argentina. Hace un año, el economista chileno que se recibió en la ortodoxa escuela de Chicago, dijo que el país se encaminaba a un proceso de alta inflación

–¿Qué es lo que hizo bien la Argentina para transitar con éxito por un camino de cornisa?

–Sin duda hay que reconocer el excelente trabajo que realizó el ministro Lavagna junto con el presidente del Banco Central, Alfonso Prat Gay. Gracias a la combinación de la estrategia de ambos, la Argentina hoy logró disciplina fiscal y estabilizó la inflación. Yo asumo que mis cálculos eran otros y que la realidad demostró lo contrario. En mi defensa está que los que pensábamos en un país con elevada inflación teníamos como variables el descongelamiento de los depósitos, el aumento de los salarios estatales y la aplicación del Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER). Los depósitos se soltaron a cuentagotas, los salarios no aumentaron y el CER no se aplicó.

–¿Qué le falta para que el país reciba inversiones?

–Sobre todo tener reglas de juego claras.

–¿Por qué la Argentina llegó a tal situación de crisis?

–Porque mantuvo durante años un tipo de cambio elevado y porque no tuvo disciplina fiscal.

–Entre el ’93 y el ’96 usted fue economista jefe del Banco Mundial. ¿Si estaba equivocada, por qué desde ese organismo se apoyó la política económica de la Argentina?

–El error fue no hacer públicas las críticas. La convertibilidad fue contra los consejos del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional.

–En el marco de las negociaciones en el Área de Libre Comercio de las Américas, ¿la Argentina debe encolumnar su política exterior en bloque con el Mercosur?

–No, lo peor que puede hacer la Argentina es negociar en conjunto con Brasil porque los intereses de ambos países no son los mismos. El consenso de Buenos Aires, que acaban de firmar los presidentes Néstor Kirchner y Lula da Silva carece de total seriedad.

Temas en esta nota