La soja, un pilar para la alimentación global

Casi 70% de la población mundial, unos 6.200 millones de habitantes, tienen como base de su alimentación diaria a cuatro granos: el arroz, el maíz, el trigo y la soja.

Por
18deNoviembrede2003a las08:39

Dependen para su subsistencia de unas 600 millones de toneladas anuales de arroz, otros 600 millones de toneladas de maíz y otros tantos de trigo. La soja es el cuarto grano, se producen unos 200 millones de toneladas al año, apenas un tercio de cualquiera de los anteriores, pero su demanda y producción viene creciendo a tasas importantes.

En el mundo existen sólo 5 grandes regiones que tienen capacidad para proveer de estos granos a escala global: las llanuras regadas por el río Amarillo (China), el gran valle del río Ganges (India), la gran cuenca del Mississippi (EE.UU.), las praderas de Ucrania y, por último, nuestra Pampa Húmeda junto a vastas regiones del sur de Brasil.

¿Podrá la nueva tecnología (biotecnología) aumentar apreciablemente la producción agrícola y/o bajar sustancialmente los costos para sostener el crecimiento de la población y el acceso de la mayoría de lo habitantes? La población crece en unos 80 a 100 millones de habitantes por año; en 2025 seremos unos 8.000 millones de habitantes, por otra parte los recursos naturales, tierra y agua, son escasos; sólo 3% del agua del planeta es dulce y solamente 11% de la tierra del mundo es cultivable y ya está ocupada.

No existen posibilidades de ampliar las tierras de cultivos, la mayor producción se debe lograr con mayor productividad. Más fertilizantes, con más agroquímicos, más genética, más OGM... ¡Más ciencia y más tecnología!

La soja, originaria de la cuenca del río Amarillo (China), fue introducida en EE.UU. en los años ''50, en Brasil en los ''60 y en la Argentina en los ''70.

Seguridad

De este grano dependerá la seguridad alimentaria de gran parte de los habitantes del planeta por los próximos 20/30 años. Justamente estos países del continente americano poseen plena capacidad competitiva para ser proveedores importantes en el comercio mundial. Hoy ya es así y está muy claro el rol de los mismos para el futuro. El escenario es: «aproveche ahora o pierda la oportunidad».

Hoy una semilla de soja, maíz y algodón tiene más tecnología, más ciencia y más conocimientos que un automóvil 0 km. Mucha gente sigue hablando de la industrialización argentina pensando en los «hierros, en los tubos y en las chapas». Sin embargo, «nuestra Argentina agrícola», de alta tecnología, «todavía se resiste a su destino...» como un erudito ya lo dijo.

Temas en esta nota