Un tratamiento injusto

El presidente de CLERA indica en este artículo que "existen en nuestro país vastas regiones donde su principal fuente de recursos son las llamadas economías regionales y esto, en palabras mas gráficas, significa la principal fuente de empleo para un importante numero de argentinos". Considera que el tratamiento que reciben es injusto.

22deNoviembrede2003a las04:34

Hemos escuchado en muchos discursos de diferentes políticos en campaña y economistas con diversas ideologías mencionar con amplitud el concepto de las economía regionales. Pero, ¿cuántos conocen la importancia de las mismas en el efecto multiplicador de la economía? ¿Cuántos saben sobre la movilidad social que estas economías representan en poblaciones lejanas a las grandes capitales? ¿Qué idea se tiene sobre la importancia de algunas de estas producciones en los mercados mundiales? Quizás la respuesta a estas preguntas sea una desilusión.

Uno de los grandes defectos de nuestro país es la superficialidad con que se encara cada tema, aun en fuentes responsables y decisorias. Existe una falta de información técnica alarmante en todos los niveles, la que es agravada por la carencia de una sinergia adecuada entre las autoridades competentes correspondientes.

Existen en nuestro país vastas regiones donde su principal fuente de recursos son las llamadas economías regionales y esto en palabras mas gráficas significa la principal fuente de empleo para un importante numero de argentinos alejados, porque la naturaleza así lo decidió, de la Pampa Húmeda y/o de los grandes centros urbanos. Esto acentúa aun mas la importancia de estas producciones que mantienen en constante evolución el crecimiento de grandes sectores de nuestro país que de otra manera solo podrían ser fuente de marginación y atraso.

No siempre la soja costará u$s 200 por tonelada por lo que resulta imprescindible definir un verdadero plan maestro que marque la estrategia de producción nacional agrícola para las próximas décadas en el cual el papel de las economías regionales es de fundamental importancia.

Es gratificante recordar lo que ha sucedido en aquellas Provincias donde las economías regionales han podido desarrollarse y lo que esto ha significado en términos de evolución de la economía global en esas latitudes, que evito una masiva migración a centros urbanos y permitió la integración del hombre a su entorno natural ya que esta misma evolución le permitió mantenerse en su origen y ser parte del movilidad social y cultural que distinguió a nuestro país por muchas décadas y esto no es en modo alguno una teorización sino el resultado práctico del crecimiento de estas economías.

Vale la pena recordar a Salta que con el 80 % de la producción transformo a nuestro país en el segundo exportador mundial de porotos o Tucumán siendo el primer exportador mundial de limones o a Córdoba que con el 95 % de la producción de maní coloco a la Argentina como el tercer exportador mundial, misma posición que logro en solo dos años Mendoza con las ciruelas secas, los ajos, etc., y que decir de las incipientes producciones de frutos secos y especies que están creciendo sostenidamente y así podemos seguir y seguir sembrando el mundo con banderas de "Producción Argentina"; y esto fue solo consecuencia de lo que pueden hacer algunos sectores si solo se les permite competir en términos de equidad, palabra descriptiva si las hay que, según la Real Academia Española, significa nada mas (ni nada menos) que "disposición de animo que mueve a dar a cada uno lo que merece".

Aplicar retenciones a productos de las economías regionales además de ser una inequidad por las circunstancias diferentes que las rodean como su lejanía de los puertos, sus mayores costos de producción etc., es además un pésimo e inexplicable negocio para el Estado.

En el año 2002 el total de retenciones pagados por los diferentes productos que pueden definirse como economías regionales

Temas en esta nota

    Load More