“La nueva coparticipación se notará en diez años”

Carlos Fernández Subsecretario de Relaciones con las Provincias. Los cambios serán muy graduales y negociados, de modo que nadie se oponga. El Gobierno espera, además, que las provincias empiecen a reducir sus deudas.

Por
25deNoviembrede2003a las07:46

El subsecretario de Relaciones con las Provincias, Carlos Fernández, sostuvo que para notar un cambio significativo en el régimen de coparticipación federal, que distribuye recursos fiscales entre el gobierno central y las provincias, deberán pasar unos diez años.

El funcionario explicó también que en 2004 las provincias deberán devolver más de 4.700 millones de pesos a la Nación contemplados en los préstamos del Programa de Financiamiento Ordenado (PFO). Y que, al igual que el Tesoro Nacional, las provincias tendrán este año un sobrecumplimiento de la meta acordada con el Fondo Monetario Internacional.

–¿Cómo será la nueva Ley de coparticipación?

–Se hará bajo las premisas de responsabilidad y correspondencia fiscal. Y trataremos de hacer un reparto más equitativo de los recursos. Pero no puede ser algo abrupto, debe hacerse con calma, tal como le explicamos a los técnicos del FMI.

–¿Cree que alguna provincia aceptará ceder recursos?

–Habrá que negociar otras cosas con las provincias para que a los distritos que les toque perder por un lado, puedan recuperar algo por otro. De cualquier forma, yo calculo que el cambio será gradual y que no se verá una modificación importante en la distribución hasta dentro de 10 años.

–¿Cómo cierran las cuentas provinciales este año y cual es la expectativa para el siguiente?

–Al igual que a la Nación, las provincias también sobrecumplirán la meta acordada con el FMI, que era de un superávit de $ 1.479 millones. Aunque aún es prematuro decir en cuanto será el excedente sobre las metas, debido a las recientes elecciones en muchos distritos. El resultado financiero será deficitario en $ 550 millones, aproximadamente. El objetivo para 2004 es un superávit de $ 2.484 millones sin intereses y de $ 400 luego del pago de los servicios de la deuda.

–¿Cuanto deberán devolver las provincias este año?

–El próximo año deberán reponer 2.649 millones de pesos de amortización del capital y $ 2.092 millones de intereses, en ambos casos según lo acordado en el Programa de Financiamiento Ordenado de los años previos. En total, son $ 4.741 millones y la mayoría se retiene de la coparticipación. Las transferencias a las provincias serán de aproximadamente $ 22.000 millones en el año.

–Entonces la Nación retiene más de 20% de la coparticipación.

–Bueno, hay algo que pagan las provincias con fondos propios. Pero más o menos es esa cifra. Hay que recordar que el Gobierno armó otro PFO en 2004, por $ 2.415 millones, para ir refinanciando la carencia de recursos que tienen las provincias para cubrir todos sus compromisos.

–¿No existe el riesgo de que así se genere una bola de nieve, en la cual el Gobierno debe prestarle cada vez más a las provincias para que paguen deudas viejas?

–No, porque los PFO son cada vez por menos dinero. En 2003 eran más de $ 3.000 millones, es decir que bajó en $ 400 millones respecto al del año próximo. Las devoluciones abarcan muchos conceptos, como la deuda con organismos multilaterales, deuda con proveedores y el rescate de cuasimonedas. Los términos son muy favorables para las provincias, ya que de otra forma no obtendrían financiamiento. Hay un año de gracia para los intereses y dos años para el capital.

–¿Cuántas provincias se sumarán al PFO?

–Este año hubo 15 provincias, pero nuestro objetivo es que se sumen todas. Así se podrá tener un control del gasto y de la deuda nueva que puedan contraer.

Temas en esta nota