Se acaba suba del dólar. La frenaron

El Banco Central envió ayer una clara señal para ponerle un techo a la suba del dólar. En la primera operación del día ofreció vender divisas a $ 2,98, no convalidando niveles superiores a los $ 3.

Por
28deNoviembrede2003a las08:30

Por primera vez en el mes, el saldo de la actividad del Central en el mercado cambiario resultó neutro, rompiendo con la compra diaria de $ 30 millones que venía efectuando hace ya varias semanas. Así acumuló u$s 540 millones para sus reservas en lo que va de noviembre, emitiendo como contraparte cerca de 1.500 millones de pesos.

La explicación que dieron en la entidad que preside Alfonso Prat-Gay respecto de la decisión de dejar de comprar divisas en la plaza se debió al feriado en los Estados Unidos (donde se conmemoró el Día de Acción de Gracias que se extenderá también hoy) que redujo drásticamente la actividad en todos los mercados del mundo. Incluso, analizando el comportamiento del BCRA durante otros feriados en los EE.UU. a lo largo del año convalidó esa teoría: no hizo grandes operaciones cuando ello ocurrió.

Expansión

De todas formas, quedó la sensación en la plaza financiera de que la disparada de la divisa norteamericana llegó a su fin en valores cercanos a los 3 pesos. Esto porque los exportadores comienzan a liquidar sus posiciones y además porque se desinflan con este accionar del BCRA por la sensación de que al gobierno le interesa que tenga un valor bastante por encima de los 3 pesos.

Si bien no hubo expansión de dinero a través de la compra de dólares, sí la hubo a través de la operatoria de Lebac, ya que el Central absorbió menos de lo que vencía (ver vinculada). Esto significó una expansión cercana a los $ 80 millones, un nivel similar al que depara la compra diaria de divisas.

Margen

Se espera que en diciembre el Central continúe adquiriendo divisas de manera profusa y al mismo tiempo emitiendo.

La mayor demanda de dinero histórica de diciembre (por la fiesta y las vacaciones) le dará margen de sobra a la autoridad monetaria para actuar. Sin embargo, ya se prevé que la inflación de enero volverá a ubicarse en niveles altos, tal como sucedió este año. En lo que va de noviembre, el aumento de la base monetaria ascendió a los $ 1.000 millones, producto de un aumento del circulante y también del dinero inmovilizado por las entidades bancarias a través de los depósitos que hacen en el Banco Central.

De todas formas, de acuerdo con las declaraciones que hizo ayer el ministro de Economía, Roberto Lavagna, el gobierno está conforme con un «tipo de cambio real similar al actual», por lo que refuerza lo anteriormente dicho de que no habría que esperar en el corto plazo un aumento de la divisa por encima de los $ 3.

En caso de que se produzca algún rebrote inflacionario, sí puede aumentar la presión para que se produzca una suba adicional del dólar, con el objetivo de que las empresas exportadoras no pierdan competitividad.

Temas en esta nota