Con la mira en facilitar el financiamiento a las Pyme

El Banco Central toma más medidas para reactivar el crédito. El directorio del BCRA, liderado por Alfonso Prat Gay, aprobará en los próximos días un nuevo paquete de normas. Avanzará en la flexibilización para las calificaciones de las empresas.

Por
01deDiciembrede2003a las08:01

El Banco Central dispondrá en los próximos días una nueva batería de medidas para flexibilizar las condiciones de acceso al crédito de las pequeñas y medianas empresas.

Las normas, tendientes a relajar los mecanismos de calificación de empresas con stock de deuda en mora que arrastran desde diciembre de 2001, avanzarán en la línea de los anuncios del jueves pasado, cuando el BCRA dispuso una nueva baja de encajes para los depósitos a la vista y modificó el régimen de garantías, al mismo tiempo que amplió los montos para prestarle a las empresas en situación irregular.

El objetivo de las autoridades del Central, en sintonía con los reclamos de los bancos y también del sector pyme, es estimular la demanda de crédito, removiendo los obstáculos que impiden su recuperación.

Desde esta perspectiva, en los bancos aseguran que muchas empresas “se autocensuran” a la hora de solicitar un préstamo en el banco tanto por su calificación como por ser deudor de la AFIP. Por este motivo, reclaman a Economía un plan de pagos para deudas impositivas anteriores a la crisis, que permita, a su vez, a las empresas convertirse nuevamente en sujeto de crédito de forma inmediata.

Titubeos

Si bien el mejoramiento del acceso al crédito de las Pyme es una de las principales preocupaciones del ministro de Economía, Roberto Lavagna, quien busca despejar los obstáculos que amenazan con agotar el proceso de inversión del sector, lo cierto es que las propias autoridades del Central no depositan grandes expectativas en que la flexibilización de las normas redunde en un fuerte impulso de la demanda.

De hecho, los cambios al régimen de calificación y garantías se vienen estudiando con las asociaciones bancarias desde hace seis meses.

“Les pedimos a los bancos que nos detallaran todos los obstáculos normativos que les impedía dar crédito. Nos trajeron un listado enorme, pero cuando les pedimos que cuantificaran el efecto de cada uno de ellos sobre el nivel potencial de crédito si se removieran, empezaron los titubeos y prácticamente no pudieron hacerlo”, aseguró a Infobae una alta fuente del BCRA.

Como sea, la presión sobre la autoridad monetaria se incrementó en las últimas semanas, al punto que Lavagna anunció un proyecto de ley para crear un circuito financiero alternativo al sistema bancario con mutuales, cooperativas y cajas de crédito orientado especialmente para el financiamiento de las Pyme, en el que las condiciones para otorgar préstamos serían menos severas que las que rigen para las entidades financieras.

Esta iniciativa es contradictoria con la política que intenta llevar adelante el presidente del Banco Central, Alfonso Prat Gay, quien busca aplicar a las mutuales las mismas normas que rigen para los bancos.

Temas en esta nota