Flexibilizan normas para morosos

El BCRA aceleraría los plazos para la recalificación de deudores en categoría irregular en los casos de planes de refinanciación.

Por
02deDiciembrede2003a las07:14

El Banco Central definirá en los próximos días el segundo capítulo del paquete de medidas tendientes a estimular la demanda de crédito, cuya primera parte se conoció la semana pasada.

Entre las nuevas medidas que aprobaría el directorio de la entidad en las próximas reuniones se cuentan modificaciones adicionales al régimen de garantías y también al mecanismo de calificación de deudores sobre las que ya se avanzó el jueves último.

En este sentido, se dispondría un acortamiento de los plazos para la recalificación de los deudores morosos, una vez que acuerden con su banco un plan de refinanciación de la deuda. Esto significa que retomarían la condición de deudor en situación normal antes de lo que actualmente prevén las normas.

De acuerdo con el régimen vigente, los deudores en categorías 3 y 4, por ejemplo, que acuerdan un nuevo plan de pagos deben demostrar el cumplimiento por un determinado período de tiempo antes de ser recategorizados. Esos tiempos, aseguraron los bancos ante las autoridades del Central, son extensos y perjudican el otorgamiento de nuevos préstamos a empresas que, tras la devaluación, lograron recomponer su flujo de caja pero arrastran deuda anterior. El menú de nuevas medidas también podría incluir más cambios relacionados con las garantías. La semana pasada, el Central dispuso que los cheques se tomarán como garantías preferidas.

Para exportadores

La misma decisión se podría tomar para los exportadores, ya que se apuntaría a que los certificados de devolución de IVA reciban el mismo tratamiento. El pedido de los bancos, en rigor, es más amplio y abarca todos los instrumentos de crédito fiscal y también todo préstamo al sector público, como los préstamos garantizados.

En contrapartida, no habrá ninguna decisión respecto de los deudores impositivos.

El planteo de las entidades del sistema financiero apunta a que los morosos fiscales que entren en planes de facilidades de pago sean considerados inmediatamente sujetos de crédito. El presidente del Banco Central, Prat Gay, ya adelantó a los banqueros que la decisión excede sus atribuciones.

Con esta batería de medidas, el Central busca remover obstáculos que dificultan el acceso al crédito por parte de las Pyme, las que a falta de financiamiento recurren a fondos propios para expandir sus negocios.

Sin embargo, en los bancos relativizaron el impacto de los anuncios de la semana pasada y, en línea con los funcionarios del BCRA, admitieron que tanto el mayor porcentaje de crédito adicional ahora permitido para empresas con stock de deuda en mora como la ampliación de los límites de los bancos para prestarles no surtirán gran efecto. “Ahora el margen es algo mayor pero lo cierto es que las posibilidades ya exisitían y no se estaban usando”, aseguraron en las entidades.

Temas en esta nota