El Central toma plata a tres años, en pesos y al 8% anual

Hoy licita el nuevo instrumento financiero. Su plazo es el doble del actual. Cae la tasa.

Por
02deDiciembrede2003a las07:34

El Banco Central saldrá hoy a poner a prueba la confianza del sector financiero en la marcha de la economía. Licitará una nueva serie de letras a 3 años de plazo, a las que denominó Nobac (Notas del Banco Central). Así, probará si los bancos se animan a inmovilizar dinero por un período que será el doble que los vigentes.

La primera emisión de Nobac será modesta, apenas de 50 millones de pesos divididos en dos mitades: 25 millones para notas en pesos que pagarán un interés anual del 8% y otros 25 para notas que, también en pesos, se actualizarán por CER. Pero será suficiente para medir la reacción de un mercado que hasta ahora se ha mostrado dispuesto no sólo a estirar los plazos en que presta al Central sino a cobrar tasas cada vez menores por ese dinero.

Cuando retomó sus colocaciones luego de la devaluación, en abril de 2002, el organismo monetario lo hizo mediante licitaciones de Lebac en el mercado doméstico. Estas letras comenzaron pagando un interés de hasta 130% anual, pero rápidamente se reacomodaron al ritmo de la estabilización de la economía. Hoy, en promedio, por los más de 9.100 millones de Lebac que tiene en stock, el Banco Central debe pagar un interés promedio de 13,5%, con un mínimo de 2,61% para las letras a 90 días.

A la par, el Central fue estirando los plazos de vencimiento de las Lebac, que comenzaron siendo mínimos, de apenas 7 días. Hoy cerca de la mitad de esos papeles caducan entre los 6 y 12 meses, y otro 18% lo hace en plazos superiores al año. El plazo más largo logrado hasta el momento fue de 18 meses.

Con el lanzamiento de las Nobac el banco aspira a doblar el plazo de sus colocaciones. Es que en las últimas licitaciones, según datos de la propia entidad, el grueso de la demanda de los bancos se canalizó hacia las posiciones más alejadas, y fundamentalmente hacia las Lebac ajustables por CER, lo que les permite a los inversores quedar a salvo de movimientos inflacionarios.

Para tentar a los bancos, además, el organismo prometió que desembolsará los intereses de las Nobac cada seis meses. Hasta ahora, tanto el capital como los intereses de las Lebac se abonaban con el vencimiento.

¿Qué es lo que busca el Central? Por un lado prolonga la estrategia de tomar dinero del mercado financiero, para evitar que muchos millones se canalicen hacia la compra de dólares y se produzca una presión sobre la divisa que no pueda controlar. En lo que va de 2003, el BCRA viene absorbiendo unos 800 millones de pesos mensuales a través de las licitaciones de Lebac.

Pero también hay una razón interna: al estirar los plazos de pago, el Banco Central va ajustando las clavijas entre la plata que tiene que desembolsar por este tipo de papeles y la que tiene que cobrar del sector financiero, sobre todo por redescuentos concedidos a los bancos antes de la crisis. "Esto nos permitirá un mayor equilibrio en nuestro nivel de exposición", admitieron en el organismo.

Algunos analistas señalan que, mediante estas licitaciones, el Banco Central se hace de buena parte del dinero depositado por los ahorristas, que el sistema financiero debería destinar a otorgar créditos a particulares y empresarios. Pero en la autoridad monetaria se defienden argumentando que el stock de letras ronda unos 10.000 millones de pesos, cuando los depósitos totales ya superan los 90.000 millones y los bancos tienen prestado apenas 30.800 millones.

Temas en esta nota