El nuevo sondeo del Indec muestra una crisis laboral mayor

Mañana se dará el índice de desempleo. En 2002 se registró el récord de desocupación, con el 21,5%. Pero la tasa habría llegado al 24% con la metodología actual. Varía la definición de desempleado.

Por
17deDiciembrede2003a las08:23

Si a mediados del año pasado, cuando el desempleo alcanzó un récord histórico, con una tasa del 21,5% en mayo de 2002, se hubiera aplicado la misma metodología que usó el Indec en el relevamiento cuyos datos difundirá mañana, entonces esa tasa se habría elevado al 24% para el trimestre de marzo a mayo, en tanto que la tasa de actividad (el porcentaje de la población que trabaja o busca trabajo) se habría ubicado en el 48,6%, bastante lejos del 41,8% que había detectado la encuesta tradicional.

Apenas dos días antes de la difusión del índice de desempleo del trimestre de agosto a octubre pasados, el Indec difundió ayer un informe que explica las razones del anunciado cambio de metodología en la Encuesta Permanente de Hogares. Esas modificaciones, tal como lo indican las comparaciones obtenidas mediante las pruebas piloto, provocarán, según se prevé, un alza de la tasa de desocupación respecto de lo que pudo haber registrado el relevamiento con la fórmula que fue dejada de lado.

En la comparación entre ambos sondeos realizada para mayo de 2002, también se observan alzas de las tasas de ocupación y de subocupación. Según el método tradicional, los ocupados representaron al 32,8% de la población; ahora, con la nueva metodología esa tasa había dado un 36,9%. La subocupación (registra a quienes trabajan menos de 35 horas semanales) fue en aquel mes del 18,6%, pero llegó al 19,9% con el nuevo cuestionario.

Reformulación

¿Por qué se registrarán esas diferencias? Básicamente, porque la nueva encuesta indaga en forma más exhaustiva a los entrevistados, y porque hay diferencias en las definiciones para ser considerado ocupado o desocupado. Hay otro cambio importante: la encuesta anterior se denominaba "puntual", porque sólo se realizaba en mayo y octubre de cada año; el nuevo relevamiento podrá detectar lo que ocurre durante todo el año, ya que la encuesta es "continua" y los resultados se difundirán con frecuencia trimestral.

¿Quién es considerado un desocupado? Según la vieja encuesta era quien manifestaba no haber trabajado en la semana previa a la visita del encuestador y había estado buscando un puesto en ese mismo período. Ahora, la pregunta sobre si realizó una actividad se refiere al mismo período de una semana; pero en cambio, se considera que es desocupado si estuvo buscando un empleo en algún momento durante todo el mes previo.

Esta última diferencia hace que se incremente la tasa de actividad y, al haber más personas activas, sube la base sobre la que se calcula el porcentaje de desocupados. La nueva encuesta, además, trata de captar formas de búsqueda a las que, en principio, no aludiría el entrevistado (consultas con amigos, colocación de carteles, etcétera). Y se suma como desocupados a los suspendidos que no reciben pago.

En cuanto a los ocupados, ahora se considera como tales a los trabajadores sin remuneración (por ejemplo, los que trabajan con familiares) sin el límite de la encuesta anterior, de tener al menos 15 horas semanales de actividad. Además, se intenta identificar formas de empleo no visualizadas por el entrevistado (changas, ayuda a conocidos en su actividad), y se incorpora a los que no trabajaron en la semana por causas como rotura de equipos, si es que volverán a la actividad dentro del mes.

La encuesta rediseñada busca especificar mejor si existe o no registro del empleo en cada caso e indaga sobre los beneficios que recibe el trabajador. Por ahora la EPH seguirá realizándose en los 31 aglomerados ya medidos.

Temas en esta nota

    Load More