Prat-Gay: el PBI subirá 5% en 2004

Dijo que habrá más consumo e inversiones y crecerá fuerte el crédito. La inflación rondaría entre el 7 y el 11%. Prevén emitir hasta 10.000 millones de pesos para acompañar el crecimiento de la actividad.

Por
19deDiciembrede2003a las08:16

En el 2004, la economía crecerá más del 5% y la inflación se ubicará entre el 7% y el 11%. Esas son las cifras que difundió ayer el presidente del Banco Central, Alfonso Prat-Gay, al presentar el Programa Monetario para el 2004 en el Senado.

Prat-Gay en ningún momento pronosticó qué espera del precio del dólar en el mercado libre. Pero senadores que hablaron con él luego de la exposición aseguraron que el jefe del BCRA no espera grandes novedades en ese tema. Es decir, ve un dólar a precios parecidos a los de hoy.

Utilizando una serie de filmes como apoyo didáctico, Prat-Gay les mostró a los senadores que el año que viene la inflación rondará el 7,5%. Y les explicó que será más alta que la del 2003 porque aumentarán los precios de las materias primas, subirán los salarios y habrá una recuperación en los márgenes de comercialización.

Los dos últimos elementos son mencionados en el Programa Monetario como "los ajustes postergados", entre los cuales figura el ítem "otros", que podría referirse al aumento de las tarifas de los servicios públicos.

Pero lo primero que mencionó Prat-Gay al analizar por qué subirá la inflación fue "el fin de la desinflación generalizada", lo que significa que se acabó el período de inflación positiva pero con tendencia a la baja. "En el tercer trimestre de este año, los indicadores de precios se estabilizaron, después de caer todo el año", remarcó.

Sin embargo, aseguró que "todavía no debemos preocuparnos", por la suba de la inflación. "La preocupación de que el aumento de los sueldos se trasladará a los precios nosotros todavía no la vemos", dijo.

Lo que sí ven desde el Banco Central es un crecimiento de la economía que superaría el 5% del PBI y un superávit primario del 2,4%. "Tienen que pasar cosas muy malas para que sólo se crezca el 4%", dijo Prat-Gay en alusión al porcentaje previsto en el Presupuesto para el 2004.

La mejora de la actividad económica generará más demanda de dinero, lo que obligará al Central a emitir más pesos y así ampliar la base monetaria (el dinero que tiene la gente y lo que está depositado en los bancos).

Hoy la base monetaria amplia (incluye las cuasimonedas) es $46.320 millones y está dentro del rango de $49.000 millones fijado en las metas que se acordaron con el FMI.

Para el 2004, el Central proyecta ampliarla en $10.000 millones, aunque eso dependerá de cómo evolucione la economía. "Si hay mucha demanda de dinero y la inflación es más baja, se podría expandir la base sin afectar las expectativas de inflación", explicó Prat-Gay. Si, en cambio, la inflación se disparase, esto mostraría una economía que no crece y, por ende, no habría tanta demanda de dinero.

Pero, al analizar el efecto que la expansión monetaria puede provocar en la inflación, hay que tener en cuenta que el crédito actúa como un multiplicador de dinero. Y, si bien hoy casi no hay demanda de préstamos, se prevé que en el 2004 la gente volverá a tomar deuda. "El crédito está empezando a recuperarse", les dijo Prat-Gay a los senadores.

La expectativa de que el multiplicador monetario comience a crecer en el 2004, parece entusiasmar al presidente del Banco Central. "Mientras mayor sea el multiplicador, menor será la necesidad de que el Central emita pesos", aseguró.

Temas en esta nota