La deuda no es el único tema pendiente con el FMI

Para el FMI, «existe una serie de temas» aún en discusión que impide al directorio tratar la primera revisión de metas del acuerdo con la Argentina.

Por
19deDiciembrede2003a las08:36

El director de Relaciones Externas del organismo, Thomas Dawson, explicó ayer que «en ningún momento hubo una fecha determinada para llevar el caso argentino al directorio, por lo que no se puede hablar de demoras».

Se cuidó, además, de no arriesgar plazos respecto a cuándo podría darse este tratamiento. Así, el funcionario salió a responderle al gobierno argentino, luego de las quejas del presidente Néstor Kirchner, y el ministro de Economía, Roberto Lavagna, por las supuestas demoras del organismo. «La cuestión de la deuda es una de las asignaturas pendientes, pero no la única», aseguró. Además, dejó entrever que uno de los temas en discusión pasa por la posibilidad de que el FMI le siga prestando a la Argentina, en caso de que se prolongue el default.

Estas son las principales definiciones que dejó ayer Dawson sobre la Argentina en la última conferencia del año desde Washington:

Periodista: ¿Existe un atraso en la revisión del programa argentino por parte del directorio del FMI?

Thomas Dawson: Hay un cronograma para la revisión y ésta aún no ha sido concluida. Si hay un atraso o no depende de cuáles eran las expectativas acerca de los tiempos. La realidad es que el proceso aún no terminó, claro que para aquellos que esperaban un cierre rápido de la negociación, pueden pensar que existe un retraso. Pero no existe tal cosa en el sentido de que continúan las conversaciones. Cuando se hace una revisión de las metas de un acuerdo no existe forzosamente una fecha de cierre. En algunos casos, ocurre que las negociaciones no terminan por discusiones sobre los criterios de performance o de indicadores. En otros casos, porque no se tomaron las acciones legislativas correspondientes.

P.: ¿Qué opina de las expresiones del presidente Néstor Kirchner, quien señaló que no se dejará presionar por el FMI?

T.D.: No tengo comentarios sobre este punto. Sólo puedo afirmar que estamos trabajando todo lo duro que podemos y creo que las autoridades argentinas también lo hacen.

P.: ¿Cuáles son estas cuestiones complicadas en las negociaciones?

T.D.: Cada país es diferente. En el caso argentino, se había firmado un programa de transición. Ahora estamos en otra etapa, en otras circunstancias y, por lo tanto, los tiempos también son distintos. Por eso, el proceso de negociación también es diferente. Los puntos en discusión figuran en la Carta de Intención. No quiero ser puntual, pero una de estas cuestiones pasa por la cuestión de prestarle a un país en default y en qué situación están las negociaciones por la deuda.

P.: ¿Qué esperan respecto al proceso de renegociación que se está llevando adelante con los acreedores y qué pasos les gustaría que se den?

T.D.: Podrían revisar cuál es la política de préstamo a países con atrasos con sus acreedores. No hay una lista puntual de lo que debería pasar. Tampoco respecto a lo que constituye una negociación de buena fe, pero se trata de avanzar con discusiones, intercambio de puntos de vista, en definitiva, progresos. Pero no es el único tema en discusión.

P.: ¿Entonces cuándo calcula que las discusiones sobre la negociación con los acreedores o la situación de las tarifas llegarán al directorio?

T.D.: Sería una respuesta muy hipotética, pero hay discusiones en todas las áreas.

Temas en esta nota