Se frena la rebaja del impuesto al cheque

Diputados no aprueba la suba de un tributo que compensará la reducción. El Ministerio de Economía busca $ 1100 millones adicionales mediante un alza del impuesto a los cigarrillos. Las tabacaleras prefieren aumentar el precio del atado en alrededor del 30 por ciento.

26deDiciembrede2003a las08:23

El Ministerio de Economía advirtió que la baja de algunos impuestos distorsivos, en especial el llamado impuesto al cheque, prevista para el año próximo, se retrasará si el Congreso Nacional no aprueba el aumento al tributo a los cigarrillos.

La reducción de la alícuota del impuesto a los débitos y créditos en cuenta corriente y algunas medidas de incentivo a la industria -cambios en los plazos de amortización a la inversión, entre otras- corren peligro por la decisión del Parlamento de aplazar el incremento promovido por el Gobierno.

Altas fuentes del Palacio de Hacienda indicaron a LA NACION que "no puede haber certeza sobre la rebaja" de los impuestos comprometida en la carta de intención con el Fondo Monetario Internacional (FMI) si no se cuenta con los $ 1100 millones adicionales previstos en el proyecto de suba del gravamen a los cigarrillos.

Al respecto, el secretario de Hacienda, Carlos Mosse, se limitó a advertir a LA NACION que "si no se vota el incremento se puede atrasar la reducción de los impuestos distorsivos". Los recursos adicionales, aclaró el funcionario del equipo económico, no son necesarios para alcanzar la meta del 3% de superávit fiscal del año próximo, sino para compensar -al menos en forma parcial- la pérdida de recursos provocada por la reducción del denominado impuesto al cheque. En principio, Hacienda tenía prevista una baja de ese impuesto financiero en el primer semestre de 2004.

Por su parte, la reducción de las retenciones a la exportaciones quedó postergada hasta 2005. Además, la Secretaría de Hacienda analiza el impacto de ciertas medidas anunciadas por el ministro Roberto Lavagna para alentar a la industria, como la reducción del impuesto a las ganancias y del IVA en las nuevas inversiones.

Sin posibilidades

Aunque el foco del área que dirige Mosse está colocado sobre el eventual costo fiscal de estas iniciativas, se sabe que sin aumento en el impuesto a los cigarrillos, del 68% al 78%, "no habrá posibilidades" de avanzar en este camino, según una fuente consultada en el Palacio de Hacienda.

La aprobación del polémico aumento a los cigarrillos -que fue enviado al Congreso a principios de mes, sin resultados aún, con el aval del Ministerio de Salud para reducir la venta de tabaco con precios más altos- "mejoraría en forma notable la posibilidad de bajar impuestos", según el informante. Sin embargo, el titular de la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados, Carlos Snopek, indicó, en diálogo con LA NACION que, al menos hasta febrero, no habrá un dictamen para debatir ese proyecto.

Snopek precisó que la comisión que encabeza en la Cámara baja "está cambiando el proyecto del Ejecutivo, ya que contenía algunos errores" y no gozaba "del consenso necesario" para ser aprobado.

"La intención es llegar a conseguir el mismo nivel de recaudación (1000 millones de pesos adicionales), pero con una ley bien hecha, sin defectos técnicos y sin complicar a ciertos sectores importantes de las economías regionales; pero los objetivos son los mismos que los del Gobierno: reducir el consumo de cigarrillos e incrementar la recaudación", aclaró el legislador nacional por el Partido Justicialista.

Snopek se quejó porque la iniciativa oficial "apareció de golpe y no hubo tiempo para alcanzar un consenso con todos los sectores involucrados". Además, advirtió, el énfasis del Gobierno debería estar colocado en reducir la fabricación y la venta ilegal de cigarrillos, que "ya ocupa el 7,5 por ciento del mercado".

En este sentido, el diputado jujeño admitió que si se incrementara el impuesto a

Temas en esta nota

    Load More