El mejoramiento de la actividad primaria y la integración de los sectores interesados son el objetivo común

La faena de la investigación y desarrollo de técnicos y profesionales de la UEEA INTA VENADO TUERTO en pos de demostrar la sustentabilidad de planteos ganaderos de cría en campos más bien agrícolas, produjeron un impacto casi inesperado en la comunidad agropecuaria durante el año 2003.

Por
13deAbrilde2004a las15:52

Estos trabajos sirvieron de transferencia en los principales eventos convocados por el sector.

Bien conocido es, que el sistema CBI propone la alternativa de realizar cría bovina en suelos agrícolas complementándose ambas actividades. Del mismo modo permite, mediante la aplicación de nuevas tecnologías, maximizar en estos suelos la producción de cultivos de cosecha.

El desafío propuesto de permitir expresar el potencial productivo de rodeos de cría en campos de la zona núcleo se multiplica en productores de otras cuencas, que, sin conocer o adoptar la tecnología CBI han logrado mediante un buen uso de pasturas, maximizando la carga animal, ofreciendo los mayores requerimientos nutritivos y con un manejo diario del rodeo, demostrar que la ganadería argentina tiene su futuro en la adopción de sistemas productivos capaces de alcanzar sustentabilidad en lo que respecta al medio ambiente y rentabilidad logrando una carne de calidad capaz de diferenciarse por las ventajas mencionadas.

Esta técnica alternativa, como bien la denominó su autor el Méd. Vet. Martín Correa Luna, busca consolidarse como un procedimiento especializado que gobierne dentro de la actividad de cría como una especialización; para ello en este año se elaboran diferentes líneas de acción.

Estas líneas de acción se desarrollan dentro de dos campos bien definidos. Uno de ellos es el de investigación y generación de tecnología y el otro de transferencia. A título de enumeración el primero permite observar una mayor comprensión de la dinámica de nutrientes del suelo, una mayor información sobre recursos forrajeros naturales invernales en rastrojos, ensayos sobre productividad de las mezclas forrajeras con mayores posibilidades en la región sur de Santa Fe, acrecentar la uniformidad en el relevamiento de datos físicos y económicos y la cadena de la carne, destino del ternero y programa de salud y bienestar animal CBI; aparecen como los logros a conseguir para el corriente ejercicio de trabajo.

En lo que respecta a la difusión y transferencia vale la pena mencionar que son concretas las actividades a desarrollar durante este año. Para el primer semestre se trabaja en la elaboración de un acuerdo marco de colaboración recíproca que formalice la creación de la Comisión CBI integrada por el INTA, productores CBI y empresas adherentes. Esta Comisión se oficializaría en el marco de las IV Jornadas Nacionales de Cría Bovina Intensiva a llevarse a cabo en Venado Tuerto, los días 27 y 28 de mayo de 2004, organizadas por el INTA Venado Tuerto y el Grupo Ganadero Venado, con la adhesión de un grupo de instituciones y entidades locales, regionales y nacionales interesadas en generar una política agrícola ganadera que nuestro país supo tener.

Para la segunda mitad del año 2004, se diseña un curso de capacitación de varios módulos dirigidos a la empresa agropecuaria y su personal de ganadería.
Para finalizar, destacamos que este esfuerzo mancomunado se enmarca dentro de un contexto histórico donde se alzan voces que declaman las ventajas competitivas de la ganadería argentina y con relación a los precios internacionales muy favorables a los productores de materias primas de origen agropecuario.
Por lo tanto claros propósitos como estos deben ser apoyados desde el poder central más representativo del sector.

 

Temas en esta nota

Seguí leyendo