Subió un 26% el crédito

Aún siguen prevaleciendo los préstamos de corto plazo

Por
29deDiciembrede2004a las08:22

Impulsado por la recuperación de la economía y una baja en el costo, el crédito bancario al sector privado cerrará el año con un crecimiento del 26%, aunque su calidad dista de ser la deseable para sostener un proceso sustentable de crecimiento.

La conclusión puede extraerse de un informe distribuido ayer por el Centro de Economía y Finanzas para el Desarrollo de la Argentina (Cedif-Ar) -grupo de estudio creado hace un año por la banca pública y cooperativa-, que señala que el desembolso de préstamos creció en algo más de $ 7860 millones en el año (con datos al día 21) y que la demanda fue liderada por las empresas que tomaron un 26,9% más que el año anterior, mientras que la suba entre las personas fue de un 23,6%. El buen balance, aunque inferior a la suba de un 30% que había estimado para el año el Banco Central, no oculta que las líneas de financiamiento más colocadas fueron las de corto plazo y sin garantías reales, tanto entre empresas como entre individuos.

Durante 2004, los adelantos concedidos a empresas por medio de sus cuentas corrientes crecieron en $ 2095 millones (44%), mientras que los otorgados contra la cesión de cheques o facturas lo hicieron en un 40,1% (2677 millones). La mejora estuvo alentada por una caída a la mitad en el costo de los adelantos (de más del 30 al 15%) y la reducción de 15 al 10,6% en las de descuento de cheques.

En cuanto a los préstamos a las familias, los personales acumularon una suba del 78,8% (1830 millones) y las financiaciones de saldos de tarjetas de crédito crecieron 39,4% (889 millones). Finalmente, los préstamos prendarios -cuya tendencia positiva se inició en marzo- subieron desde principio de año un 25,6% (340 millones), en tanto que los hipotecarios se contrajeron un 6,1% (342 millones) porque las cancelaciones aún prevalecen sobre los nuevos préstamos.

El panorama de este mes, según el Cedif-Ar, muestra que la tendencia de fondo aún no cambió. Las empresas continúan fondeándose a plazos cortos contra la entrega de documentos o los adelantos. Y las perspectivas no varían mucho: sólo un 28% de los empresarios encuestados por el Indec dicen que necesitarán más asistencia financiera durante 2005.

Javier Blanco

Temas en esta nota

    Cargando...