El dólar sigue a $ 2,91 sólo porque el Gobierno lo sostiene.

Ayer invirtió otros US$ 110 millones con ese propósito...

Por
10deMayode2005a las08:03

La cotización del dólar se mantuvo ayer inmutable sólo porque el Gobierno compró casi todos los billetes que le ofrecieron los exportadores y las empresas, que se desprenden de divisas para hacer frente al pago de impuestos, una tarea para la que inevitablemente necesitan pesos.

El precio minorista del tipo vendedor quedó congelado a $ 2,91, el valor en que se mantiene desde comienzos de mayo, aunque para lograrlo el Gobierno debió invertir en ese lapso unos $ 1680 millones (US$ 577 millones), si se suman las compras realizadas por el Banco Nación (que emplea en esa tarea buena parte del ahorro fiscal obtenido por el Tesoro) y el Banco Central (BCRA).

Las cifras corroboran un anticipo dado por LA NACION a mediados de abril, cuando informó que el Gobierno había decidido defender las cotizaciones de $ 2,88 (para cambio mayorista) y $ 2,90 (para el minorista) como nuevo piso y, en consecuencia, iba a utilizar todos los recursos a su alcance para lograrlo.

Ayer esa sentencia cobró más actualidad porque fue el Central al que le cupo la mayor intervención del año en el mercado cambiario: compró US$ 89,7 millones, aunque la cifra representa sólo US$ 2,2 millones más que la adquirida el viernes y US$ 8,5 millones más que la del jueves.

A ese valor hay que sumar los US$ 20 millones que adquirió el Nación, con lo que el total de la intervención oficial orilló los US$ 110 millones, una cifra por debajo del total de US$ 147,5 millones comprados el último viernes, pero igualmente elevada.

Roles invertidos

El activo rol que tomó el BCRA (luego de que en el ente monetario se admitiera públicamente que el sostén de la cotización del dólar sería responsabilidad del Tesoro) dejó en evidencia las dificultades que enfrenta el Gobierno para cumplir con la promesa que hizo el viernes frente a los industriales, de sostener el tipo de cambio real en los actuales niveles.

Según interpretan en el mercado, la responsabilidad volvió a recaer sobre el BCRA porque las arcas oficiales ya no cuentan con sobrante, según surge de confrontar los pagos realizados por el Tesoro y la fuerte baja registrada en los últimos tiempos en los depósitos oficiales (cayeron en más de $ 2600 millones sólo en el último mes).

Por este motivo, el lunes de la semana pasada el Tesoro debió recurrir a otro préstamo del ente monetario por $ 600 millones -para cancelar un adelanto recibido del Central por $ 640 millones-, que se liberó dos días antes, con lo que redujo de $ 1404 millones a $ 896 millones el margen de financiamiento adicional con que cuenta por esta vía.

Según las cuentas de distintos analistas, el ahogo actual que sufre el Tesoro comenzaría a quedar superado en la segunda mitad del mes, cuando ingresen al fisco los pagos del impuesto a las ganancias de los grandes contribuyentes y los $ 787 millones provenientes de la reciente colocación del Boden 2014.

"Esos ingresos le permitirían al Nación recuperar presencia en el mercado cambiario local, y al Central, volver a un segundo plano, en momentos en que la sensibilidad inflacionaria reinante así parece aconsejarlo", comentó ayer un analista de un banco privado local. "El valor del dólar se mantendrá por la decisión exclusiva de las autoridades", expresó por su parte Roberto Drimer, de Argentine Research, al trazar el panorama cambiario.

US$ 175 son los millones que dedicó el Nación (por orden del Tesoro) a la misma tarea

US$ 401,9 millones corresponden a compras realizadas por el Banco Central

US$ 576,9 millones compró el Gobierno en mayo para que el peso no se aprecie


Temas en esta nota