Argentina ya discute con el FMI para postergar vencimientos.

El objetivo inmediato es prorrogar pagos por US$ 1.463 millones que vencen este año...

Por
11deMayode2005a las09:15

En medio de un gran hermetismo comenzaron ayer en Washington las reuniones entre miembros del equipo económico argentino y el FMI para completar la revisión de la situación de la economía argentina, que se hace todos los años en el marco del artículo 4 de la Carta Orgánica del Fondo.

Pese a que ya comenzó la primavera y el día de ayer fue excepcionalmente lindo, el secretario de Finanzas, Guillermo Nielsen; el secretario de Coordinación Técnica, Leonardo Madcur, y el subsecretario de Financiamiento, Sebastián Palla, pasaron todo el día encerrados en las oficinas del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI. Ni siquiera salieron para almorzar.

Según el equipo económico, el Fondo no quiere comenzar a negociar un nuevo acuerdo con la Argentina hasta tanto no hayan terminado la revisión, pese a que no hay nada escrito que diga que tenga que ser así.

Sin embargo, el titular del FMI, Rodrigo Rato, dijo recientemente que Argentina "todavía no pidió formalmente un nuevo acuerdo" y hay analistas que piensan que Néstor Kichner, no quiere un acuerdo en este momento por el costo político que podría significa antes de las elecciones el cumplimiento de sus metas.

En ese contexto, el apuro por terminar la revisión se debe ahora a que Argentina necesita la aprobación de la revisión para que cuando pida al directorio la postergación de los vencimientos no obligatorios nadie pueda objetarla. Está en juego la postergación de vencimientos por un total de 1.463 millones de dólares.

Hasta ahora, el Gobierno ha venido pagando todos los vencimientos, dado que no tiene un acuerdo con el Fondo. Pero ahora pedirá la postergación de los vencimientos no obligatorios para aliviar la carga financiera que significan para el país.

Generalmente, la postergación de esos vencimientos es casi automática cuando un país tiene una relación normal con el Fondo. Pero en el caso argentino, la revisión está muy retrasada porque el Gobierno suspendió la relación con el FMI hasta terminar el canje de la deuda en default.

"En muchas ocasiones hemos negociado con un país un nuevo acuerdo mientras que al mismo tiempo hacíamos la revisión exigida por el artículo cuarto", explicó a Clarín el ex director del Hemisferio Occidental del Fondo Claudio Loser. "No creo que Argentina realmente quiera negociar un acuerdo ahora", añadió.

Según Loser, la incertidumbre sobre el canje por la falta de un fallo definitivo de la Corte de Nueva York, no debería impedir que se complete la revisión. "Es sólo una descripción de la situación; sólo hay que explicar qué pasa si el canje sigue adelante y qué pasa si se frena".



Temas en esta nota

    Load More