Aplazan pagos por US$ 1458 millones.

El Gobierno decidió que comenzará a postergar ciertos vencimientos con el FMI hasta 2006...

12deMayode2005a las08:12

El Gobierno decidió aplazar el pago al Fondo Monetario Internacional (FMI) de 1458 millones de dólares que vencen este año pero que pueden postergarse por un año más, ante la demora en las negociaciones con el organismo multilateral de crédito.

El primer pago que se postergará está previsto originalmente para el 20 de este mes por 140 millones de dólares, según precisó a LA NACION una alta fuente del Ministerio de Economía.

Y si bien esta decisión deberá ser convalidada por el Fondo Monetario, se descuenta que "no habrá inconvenientes" en lograr este objetivo, que permitiría aliviar el panorama de las cuentas públicas de este año.

En el Palacio de Hacienda admiten que la situación de caja es bastante apremiante como para seguir pagando religiosamente esos vencimientos, porque desde principios de año el Gobierno pagó unos 400 millones de dólares al FMI, que podría haber aplazado por un año, imaginando que este mes podría contar con el canje de la deuda definitivamente aprobado y con el acuerdo con el Fondo Monetario en vías de cierre.

Pero las complicaciones en ambas cuestiones llevaron al ministro de Economía, Roberto Lavagna, a decidir junto con el presidente Néstor Kirchner que "desde ahora no se pagarán más los vencimientos que pueden postergarse", según expresó la calificada fuente del Palacio de Hacienda.

En cambio, el funcionario aclaró que, aunque la discusión del nuevo acuerdo se demorara hasta agosto próximo, "la intención del Gobierno es pagar todos los vencimientos obligatorios", aquellos que no admiten postergación, dejando de lado las amenazas de default frente al Fondo que cada tanto surgen desde algún sector del oficialismo. "Eso no está en la cabeza de nadie", indicó el funcionario, con firmeza.

Problemas de caja

Hasta ahora, el Palacio de Hacienda logró un importante superávit fiscal primario (ingresos menos gastos, sin incluir los pagos de la deuda pública): en el primer trimestre del año la cifra fue de 4232 millones de pesos, que se elevará a unos 5800 millones de pesos, con el resultado de abril pasado, y a $ 8500 millones en el primer semestre del año, frente a una meta anual de 14.200 millones de pesos, según lo establecido en el presupuesto de este año.

El resultado de la recaudación impositiva de mayo será un ingrediente importante en este cóctel, ya que, según cálculos preliminares, rondará entre los 11.000 y los 11.500 millones de pesos, por el sustancial aporte del pago del impuesto a las ganancias y alzas en el resto de los impuestos importantes.

Sin embargo, el Palacio de Hacienda reconoce que en el segundo semestre la situación fiscal no será nada confortable por los vencimientos de la deuda, la crisis energética y el calendario electoral, que podría traducirse en un eventual aumento de las jubilaciones, que se está analizando para poco antes de los comicios de octubre. "Además, estamos pagando toda la deuda flotante", explicó la fuente de Economía. Con los adelantos transitorios del Banco Central agotados y las exigencias fiscales en aumento, el Palacio de Hacienda optó por una estrategia de cautela para "evitar riesgos".

De todos modos, luego de la colocación de bonos por $ 1000 millones de la semana pasada -a los que se sumarán US$ 150 millones en Boden 2012 que comprará el Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela a una tasa del 2 por ciento anual más inflación-, el equipo económico cree que es posible realizar nuevas operaciones en el mercado para cerrar la brecha financiera de 2005.

"Es una alternativa que está contemplada, porque, aunque se dijo que la tasa que pagamos fue alta por la inflación, hay que tener en cuenta que el aumento de precios también permite incrementar la recaudación impositiva", se defendió la fuente.

Al respec

Temas en esta nota