Canje: habrá otra oferta para los que no entraron.

Lo admitió ayer el embajador Bordón...

13deMayode2005a las08:12

Nueva York.- En un intento por aplacar la inquietud de los inversores de Wall Street, el embajador argentino en Estados Unidos, José Octavio Bordón, afirmó ayer, en el Consejo de las Américas, en esta ciudad, que el gobierno de Néstor Kirchner ofrecerá eventualmente una propuesta de pago a los acreedores del país que no se sumaron al canje de la deuda, aunque destacó que la prioridad ahora es pagar a los tenedores de los nuevos títulos, que son la mayoría.

"No se trata de que el resto, el 14% que no se sumó al canje, no exista. Cuando terminemos con este proceso discutiremos con ellos en diferentes niveles sus derechos y nuestras posibilidades. Pero creemos que poner a esos acreedores como prioridad es discriminatorio. Hoy nuestra prioridad es con los nuevos tenedores", destacó Bordón ante medio centenar de inversores, banqueros y analistas del mercado neoyorquino reunidos para participar del foro "La Argentina: creando las condiciones estructurales para un crecimiento sostenible".

Sin embargo, estas palabras encontraron una inesperada réplica horas después, en Buenos Aires: el canciller Rafael Bielsa negó la posibilidad de dar nuevas oportunidades. Dijo que el país "mantiene inalterada" su posición en el canje, y agregó que los únicos autorizados a hablar del tema eran el presidente Néstor Kirchner y los ministros Roberto Lavagna y Alberto Fernández.

Tras una exposición que tuvo como propósito destacar la recuperación económica de la Argentina, una persona del público preguntó a Bordón por qué el país merecería ahora credibilidad cuando la mejora de la situación se debe en gran parte a que no estuvo pagando a sus acreedores y, además, el partido en el poder es el mismo que decidió la devaluación y el default.

Bordón respondió que ahora se tiene no sólo el compromiso del Estado sino también de este gobierno. "Obviamente tenemos malos antecedentes. Pero necesitamos escribir un nuevo capítulo, una nueva historia de la Argentina; y es que somos un país que cumplimos con nuestros compromisos."

Acompañado por el senador justicialista Jorge Capitanich y varios analistas financieros, Bordón señaló, además, que "estamos decididos a reducir nuestra exposición a las organizaciones financieras internacionales".

Entre los panelistas, Gustavo Cañonero, economista jefe para América latina del Deutsche Bank, desestimó que pueda haber una ruptura de la Argentina con el Fondo Monetario Internacional (FMI): "Yo veo un programa del FMI en los próximos tres meses".

Costo político

Menos optimista se manifestó Manuel Suárez-Mier, economista jefe para América latina del Bank of America, que no cree que se arribe a un acuerdo hasta fines de año, por el costo político interno que tendría para el Gobierno. "La Argentina deberá aceptar algún tipo de concesiones en términos de los acreedores que no entraron en el canje, las tarifas y las medidas de control de precios. Y eso no podría hacerse hasta después de las elecciones de octubre."

Claudio Loser, ex director del Departamento de Asuntos Hemisféricos del FMI hasta 2002 y actual analista de Inter American Dialogue, indicó que el país deberá resolver ese asunto si quiere llegar a un acuerdo. "La Argentina no puede permitirse decir que no se está ocupando de ello -indicó-. Necesitará una solución para acordar con el FMI, que puede aceptar un proceso en los próximos años, pero no será flexible sobre la necesidad de un compromiso serio."

La mayoría de los expositores, entre los que estaban el ex secretario de Finanzas argentino Daniel Marx -hoy socio de la consultora AGM-, y el analista Enrique Zuleta Puceiro, de OPSM Consultores, destacaron que en dos sectores clave de la recuperación, la agricultura y la energía, no se dan las condiciones para que lleguen más inversiones, ya sea por la alta presión im

Temas en esta nota