La justicia de EE.UU. dio luz verde al canje de la deuda

Una corte de apelaciones ratificó el levantamiento del embargo de bonos que lo bloqueaba...

14deMayode2005a las08:50

Washington.- El gobierno argentino consiguió ayer en Estados Unidos la medida judicial favorable que necesitaba para concretar el canje de la deuda en las próximas dos semanas. La Corte Federal de Apelaciones de Nueva York falló tal como esperaba el Palacio de Hacienda al confirmar el levantamiento del embargo que los fondos especulativos Elliot y Dart habían logrado trabar sobre US$ 7000 millones en bonos sometidos al intercambio.

La justicia estadounidense aportó además una señal clara para los acreedores que analizan la posibilidad de litigar contra la Argentina, al recordarles que sus intereses son inferiores a los de un Estado. "La reestructuración es obviamente de una importancia crítica para la salud económica de una nación", concluyeron los camaristas Jon Newman, Joseph McLauglin y Peter Hall, al evaluar que el juez de primera instancia Thomas Griesa había levantado el embargo "en orden de evitar un riesgo sustancial para la conclusión exitosa de la reestructuración de la deuda".

El Ministerio de Economía prevé ahora efectivizar el canje en cuestión de días, según dijo a LA NACION un funcionario del equipo de Roberto Lavagna, con la emisión de los nuevos títulos y su intercambio por los bonos en default que se encontraban disponibles en el Banco de Nueva York desde el 25 de febrero pasado, entregados por los acreedores que entraron en la operación.

No obstante, el proceso del canje podría tomar hasta dos semanas más, según los plazos legales normales. Griesa, que había rechazado el embargo de los bonos pero había aceptado la apelación, aún no fue notificado del fallo de ayer y mantiene activo el bloqueo de los títulos, según informó el magistrado a los abogados David Rivkin, del fondo EM Limited (del magnate Kenneth Dart), y a Jonathan Blackman, del gobierno argentino, en una conferencia telefónica, según pudo confirmar LA NACION.

Pero para Economía esto es irrelevante. El canje podrá demorar una semana más, pero no habría sorpresas. "Cualquier apelación que presenten los fondos no tendrá carácter suspensivo, por lo que podemos avanzar igual", comentó el funcionario, que confía en que Elliot y Dart evitarán recurrir a la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos, la última instancia que les queda. "No hay elementos para apelar a la Corte, que rechazaría los planteos porque no hay nada que pueda revisar", afirmó. Abogados consultados opinaron lo mismo (ver pág. 2).

Rifkin, uno de los letrados patrocinantes de EM Limited fue más cauto. "Estamos decepcionados por la decisión que tomó la Corte y estamos evaluando todas las opciones que existen", dijo a LA NACION, aunque en una entrevista del mes pasado anticipó que, si la Justicia fallaba en su contra, apuntaría contra otros activos de la Argentina.

El fallo de la Corte de Apelaciones se produjo 15 días después de la audiencia oral que se completó en el distrito judicial de Nueva York, tras la revocatoria del embargo que ordenó, pero dejó en suspenso Griesa en el mismo acto, el 29 de marzo pasado, tres días antes de la fecha prevista para efectuar el traspaso de títulos viejos por nuevos.

NML Capital del otro fondo involucrado, Elliot Associates, pretendía vender los US$ 7000 millones en bonos congelados en el mercado secundario con el objetivo de cobrar así los US$ 170 millones a los que asciende su acreencia contra la Argentina, según el valor nominal de sus títulos públicos.

Ambos fondos argumentaban que el embargo debía ratificarse porque los títulos trabados pertenecían de manera indirecta, según ellos, a la Argentina, ya que el país tenía un derecho a recibir esos bonos para así completar el canje. Ese "derecho" se convertiría en una propiedad del Estado "en el preciso instante en que los bonos (entregados por sus titulares

Temas en esta nota