Ganancias: una semana clave para la recaudación impositiva.

Entre hoy y el viernes vence el plazo para los titulares de acciones de empresas...

Por
16deMayode2005a las08:55

A partir de hoy se inicia la segunda semana de vencimientos de los impuestos a las Ganancias y sobre los Bienes Personales. Es la más importante del año, después de la que transcurrió entre el 18 y el 22 de abril pasado. Y hace prever una recaudación tributaria muy elevada en mayo.

Se trata de la semana de vencimientos para la presentación de declaraciones juradas y pago del saldo del Impuesto a las Ganancias para personas físicas que tengan participaciones en sociedades que cierren ejercicio comercial en el mes de diciembre. Excluye a aquéllas cuya única participación consiste en acciones de empresas que cotizan en Bolsas o mercados de valores.

Transcurre desde hoy y hasta el viernes 20, con pago del saldo al día siguiente de presentar la declaración.

En abril se cumplió la semana de presentaciones para personas físicas que no tienen participación en sociedades que cierren ejercicio en diciembre o que su participación sea únicamente en empresas que cotizan en Bolsa.

Y para el 10 de junio está prevista la presentación de las personas físicas que tengan ingresos por actividad en relación de dependencia o jubilaciones y además por una actividad independiente. Esta categoría tenía que pagar también en mayo, pero fue postergada a raíz de la devolución del diferimiento de retenciones del mes de diciembre.

Con esto se completan las tres categorías del Impuesto a las Ganancias para personas físicas, que es a su vez una parte minoritaria de este tributo, cuya parte sustancial está compuesta por el gravamen sobre las ganancias de las sociedades.

En el ejercicio 2003 —cuyas declaraciones juradas y saldo vencieron en abril y mayo de 2004—, según las estadísticas de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), se presentaron 817.351 declaraciones juradas de personas físicas. Pero de ellas, solamente 436.689 informaron que tenían un monto de impuesto determinado. Es decir, que deberían pagar Impuesto a las Ganancias. En cambio, el resto, es decir el 46,5%, no tenía impuesto determinado (o sea que sus ganancias, una vez restadas las deducciones permitidas, no alcanzaban a pagar el impuesto).

En aquel momento, el impuesto determinado por los responsables alcanzó a 3.591 millones de pesos, pero el saldo que quedó a favor de la AFIP, una vez descontados anticipos y retenciones, fue de 1.093 millones.

Esto representa lo que entró efectivamente en los meses de presentación de las declaraciones juradas, es decir, abril y mayo de 2004. Mientras que en el caso de las sociedades, hubo 51.781 presentaciones, de las cuales 19.896 informaron que tenían impuesto a pagar, mientras que un porcentaje mayoritario del 61,5% informaron que no tenían ganancias que les hicieran pagar el tributo.

A su vez éste alcanzó un monto de 7.825 millones. En este caso el saldo a favor de la AFIP posterior a la deducción de retenciones y anticipos fue de 4.578 millones.

Así, el pago de Ganancias de las personas físicas representa alrededor de la mitad del que corresponde a las empresas.









Temas en esta nota