Las perspectivas del peso.

Según la Universidad Di Tella, la moneda argentina se fortaleció ante el dólar un 4,2% en el primer cuatrimestre. El informe detalla qué pasará durante el resto del año...

Por
26deMayode2005a las08:38

(NA) El peso continúa apreciándose en términos reales en desmedro del dólar, ya que en el primer cuatrimestre del año su cotización mejoró un 4,2 por ciento en comparación con el billete estadounidense, de acuerdo con un estudio elaborado por la Universidad Di Tella.

A través del Indice de Tipo de Cambio Real Esperado y el Estimador del Poder Adquisitivo del Dólar, esa universidad destacó que en abril último, el peso se apreció 1 por ciento respecto a marzo.

Ese índice mide las expectativas del consenso del mercado acerca de la tendencia futura del tipo de cambio real peso-dólar y del poder adquisitivo del dólar en Argentina.

Asimismo, para lo que resta del año, el informe académico subrayó que el mercado prevé una apreciación adicional de 2,9 por ciento, por lo que el dólar cerraría 2005 con una depreciación real de 6,9 por ciento.

Paralelamente, hacia fines de 2010 y 2015 la apreciación real del peso totalizaría 12,8 por ciento y 19,7 por ciento respectivamente, de acuerdo con el documento universitario.

El Director del Centro de Investigación en Finanzas de la Universidad Di Tella, Eduardo Levy Yeyati, sostuvo que "nuevamente no se registraron cambios significativos en las expectativas del mercado respecto de la anterior medición".

“Esto tiene lógica si se tiene en cuenta que el Banco Central ha incrementado el ritmo de su intervención en el mercado cambiario: sólo en lo que va de mayo, compró 953 millones de dólares en la plaza doméstica contra el promedio de 325 millones de dólares mensuales de los primeros cuatro meses del año, impidiendo así que el dólar se desplome", añadió el especialista.

En ese sentido, dijo que "no hubo correcciones en las proyecciones del mercado porque las expectativas de inflación no habrían vuelto a ajustarse tras la corrección que mostraron entre fines de marzo y mediados de abril".

"El sesgo que adopten en el futuro todavía no está definido, y dependerá de temas todavía no resueltos, como por ejemplo el ajuste de las tarifas de servicios públicos y el incremento de salarios en el sector público", enfatizó el directivo.

Yeyati destacó que "con un tipo de cambio fijo de hecho en torno a los 2,90 pesos, es básicamente el efecto de la inflación el que estaría incidiendo sobre las expectativas del mercado".

En este marco, el directivo consideró que "difícilmente no pueda pensarse que la caída de 6,9 por ciento del tipo de cambio real que actualmente vislumbra el mercado para 2005, sea un piso para la apreciación real efectiva del peso".

Temas en esta nota