Mercados: semana clave para bonos y acciones.

Después de más de tres años de espera, los tenedores de bonos en default van a cobrar sus nuevos títulos y una suma por intereses...

Por
30deMayode2005a las08:18

Después de más de tres años de espera, los tenedores de bonos en default van a cobrar sus nuevos títulos y una suma por intereses. La Bolsa espera el cash del canje.

El martes o miércoles, a más tardar, el Bank of New York -que hoy trabajará a puertas cerradas a pesar del feriado en los EE.UU. por el Memorial Day- se acreditarán los nuevos bonos por un valor de u$s35.000 M, de los cuales dos terceras partes irán a parar a cuentas de residentes en nuestro país.

Veinticuatro horas después se acreditarán intereses por u$s680 millones, correspondientes a los cupones vencidos desde fines del 2003. La inyección millonaria en títulos públicos (que cotizarán en Buenos Aires, Nueva York, Londres y Tokio) y cash tendrán, sin dudas, un impacto importante en el mercado de acciones y bonos argentino.

El consenso de los operadores del mercado ve un escenario de creciente liquidez y apetito internacional por la deuda argentina. Sin embargo, en la Bolsa local apelan a la cautela y prevén que esta mejora de escenario se dará en forma paulatina.

Escenarios. Esta acreditación es esperada por estas pampas por varias razones. La primera será la concreción real de una negociación que le llevó a las autoridades de Economía buena parte del tiempo de su mandato y que cerrará un capítulo importante.

En segundo lugar, porque los acreedores -especialmente aquellos que han canjeado sus viejos bonos por los nuevitos denominados Par y que son en su mayoría minoritarios-, según los analistas, estarían expectantes para liquidarlos en el mercado secundario y hacerse de efectivo.

Y tercero, porque en el alicaído escenario bursátil confían en que la acreditación de los nuevos títulos inyectará liquidez al mercado, entrarán capitales en bajas dosis que se trasladarían no sólo a los títulos denominados performing (la deuda que se paga), sino al volátil mercado accionario.

"Va a ser una noticia positiva, porque venimos de sobresalto en sobresalto, luego de los muchos intentos por amargarnos la vida que han generado los bonistas”, dijo el economista Aldo Abraham. Para el especialista, la concreción del canje no dará lugar a una suba extraordinaria, sino que “incentivará una predisposición a invertir en la Argentina”.

Freddy Vieytes, analista de Puente Hermanos, coincidió con este pronóstico: “La entrada de los nuevos títulos traerá selectividad al mercado; no se verá una suba pareja, sino que es muy probable que sólo algunos papeles como los de los bancos, retomen las subas”, dijo y agregó: “Entrarán capitales en forma paulatina que se volcarán a las acciones teniendo en cuenta los fundamentos”.

Atentos. Muchas son las variables que, según los analistas, habría que tener en cuenta a la hora de lanzar un pronóstico sobre el desempeño del mercado bursátil a corto y mediano plazo.

“El contexto local será trascendente. La suma que finalmente trascienda de la recaudación impositiva y la inflación que se conozca esta semana tendrán su impacto en el mercado”, señaló Abraham. Para el economista, ésas y otras como la negociación que el Gobierno mantiene con el FMI y las próximas elecciones, resultarían trascendentales.

“A nivel internacional, habrá que considerar la tasa del Tesoro de los Estados Unidos y las consecuencias que traiga el rechazo de la Constitución Europea en Francia -especialmente el impacto en el valor del euro y su relación con el dólar-”, señaló Freddy Vieytes.


Temas en esta nota