Está todo listo para terminar el canje de deuda en default.

En los bancos organizadores dicen que ya no son posibles nuevos bloqueos judiciales...

01deJuniode2005a las08:34

El canje de la deuda en default no terminó el 25 de febrero pasado, si no que probablemente acabará mañana, cuando se presume que el 76,15% de los acreedores que aceptó los nuevos bonos con quita del 70% recibirá esos títulos y cobrará los primeros dos cupones de intereses. Después del feriado de anteayer en Estados Unidos, los funcionarios argentinos y los bancos organizadores de la operación respiraban ayer tranquilos porque consideraban que ya se habían sorteado los últimos intentos de bloqueo judicial de parte de los hold outs (quienes optaron por quedarse afuera del trueque).

"Hasta el viernes [pasado] hubo peligro de embargo del pago de los intereses", reconoció una fuente del sindicato de seis bancos organizadores. Por eso, en el Ministerio de Economía, con Roberto Lavagna, a la cabeza, guardaban en secreto el día en que terminaría el canje. Y todavía ayer seguían con el misterio: "Puede ser el miércoles o el jueves [por hoy o mañana]", dijo un alto funcionario que asistió al seminario con que se celebraron los 70 años del Banco Central. En el sindicato de bancos, en cambio, afirmaron que mañana se terminará la operación. "Ahora no hay posibilidad de embargo porque hoy [por ayer] todas las sociedades depositarias, la Caja de Valores, Euroclear, Clearstream y DTC, tenían en su poder la plata de los intereses", dijeron en una de las entidades financieras. La Caja de Valores distribuye los títulos y los fondos en la Argentina; Euroclear y Clearstream, en Europa, y DTC, en Estados Unidos y el resto de los mercados.

En otros casos de suspensiones de pagos de países, no prosperaron los intentos judiciales por congelar los pagos que se hacen mediante las cámaras compensadoras como Euroclear.

Esos agentes intermediarios tienen en su poder los US$ 694 millones que se abonarán de los primeros dos cupones de los bonos Discount y Par, ambos emitidos con fecha del 31 de diciembre de 2003. El primero pagará vencimientos de junio y diciembre pasados, mientras que el segundo devengará lo correspondiente a septiembre y marzo últimos. El otro título, el Cuasi Par, capitaliza los intereses en los primeros diez años.

Pese a que el dinero está listo para entregarse, todavía faltaban ayer alrededor de 48 horas para el final de esta historia iniciada con el default de diciembre de 2001. Resta que el agente del canje, The Bank of New York, dé de baja las 178 especies de los bonos canjeados, un procedimiento que se hace uno por uno y con la notificación correspondiente al síndico de cada título. Una vez que se cancelen todos, se liberarán los nuevos, llegarán a manos de las sociedades depositarias y éstas, a su vez, los distribuirán en las cuentas de los acreedores.

"Hoy [por ayer] ya tenemos la capacidad de distribuir los títulos y las rentas", expresó el secretario de la Caja de Valores, Luis Corsiglia, que se jactaba de tener todo listo antes que otros agentes depositarios del exterior. "Pero tenemos que esperar, porque la operación debe hacerse toda junta. Entiendo que el jueves [por mañana] puede hacerse", añadió Corsiglia.

En otros dos de los bancos organizadores coincidieron en señalar que mañana se concretaría el canje, aunque tampoco descartaron que se retrase hasta pasado mañana o, incluso, hasta el lunes. Mientras tanto crece la ansiedad de los bonistas que entraron en el trueque y que esperan recibir lo suyo desde el 1° de abril pasado, cuando estaba prevista la entrega.

Los tenedores de los Discount también aguardan por el tercer cupón, que vence durante este mes. El Estado deberá desembolsar para ese pago, probablemente a principios de julio, otros US$ 270 millones. El tercer cupón del Par vence en septiembre: US$ 90 millones, según el Estudio Broda.

Cuando se materialice el canje, el 23,85% que lo recha

Temas en esta nota