La recaudación consiguió un muy buen resultado en mayo.

Ascendió a $ 12.045,6 millones, la mayor cifra del año; elogio de analistas privados...

02deJuniode2005a las08:14

Pese a la baja respecto de mayo de 2004, la recaudación impositiva volvió a presentar un muy buen resultado el mes pasado, que provocó reacciones de entusiasmo tanto en el Gobierno como entre los analistas privados.

Según informó ayer la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), los ingresos tributarios de mayo sumaron $ 12.045,6 millones, un 2,6% por debajo del récord alcanzado en igual mes del año pasado, cuando ascendieron a $ 12.365,5 millones por el aporte extraordinario de la petrolera Repsol-YPF en el impuesto a las ganancias.

Este mes -en el que termina de pagarse la declaración jurada anual de bienes personales- el resultado fiscal volverá a exhibir una fuerte suba interanual, superior al 20% respecto de los $ 9469 millones de junio del año pasado.

En mayo, Ganancias presentó la mayor baja entre todos los impuestos nacionales en términos interanuales (-31,7%), seguido por Ganancia Mínima Presunta (-14,7%) y combustibles (-4,7%).

En cambio, hubo aumentos en el IVA (28,3%), derechos a la exportación (14,2%), derechos de importación (24,1%), bienes personales (7,2%), créditos y débitos en cuenta corriente (14,8%) y en las contribuciones a la seguridad social (26,4%).

El administrador federal de Ingresos Públicos, Alberto Abad, dijo que si se despejara el aporte de Repsol YPF -que cayó en forma espectacular porque la empresa pagó fuertes anticipos previamente, a diferencia del año pasado, debido a la suba en el precio del petróleo- "la recaudación de mayo de 2004 habría rondado los $ 9600 millones, por lo que lo conseguido el mes pasado representaría un aumento del 25 por ciento en términos interanuales".

Según detalló Abad, la situación de Repsol YPF fue la siguiente: durante 2002 la empresa tuvo pérdidas, por lo que en 2003 no hizo los pagos anticipados de Ganancias de aquel año y "pagó todo lo que correspondía en mayo del año pasado".

Resultado "excelente"

En una conferencia de prensa, el funcionario sostuvo que el resultado global fue "excelente" e indicó que estuvo basado "en la mayor actividad económica a nivel general y el aumento en las ganancias de las empresas".

De hecho, la cantidad de presentaciones en Ganancias pasó de 51.781 a 62.369 en el último año, con un aumento de $ 7825 millones a $ 10.952 millones en el impuesto determinado, correspondiente a un incremento del 40 por ciento.

En mayo se produjo el vencimiento del plazo para que se presenten las declaraciones y saldos de Ganancias de las empresas con cierre de ejercicio en diciembre.

En particular, Abad dijo que salvo en el caso de las petroleras casi todos los otros sectores de la economía presentaron un aumento en las ganancias declaradas: en la industria fue del 82%; en el comercio mayorista, del 80%; servicios hoteleros, 81%; servicios financieros, 58%; sector inmobiliario, 54%, y la construcción, un 24%. El único sector que marcó un fuerte contraste fue el pesquero, con una abrupta baja del 48%, como producto de una mala campaña.

El optimismo por el resultado de mayo cruzó la calle Balcarce y también se instaló en el Palacio de Hacienda.

En este sentido, el secretario de Hacienda, Carlos Mosse, dijo anoche a LA NACION que "el resultado fue muy bueno tanto en Ganancias (con $ 3709 millones) como en el IVA ($ 3172 millones), además del acompañamiento general del resto de los impuestos". Mosse aclaró que, pese a la baja registrada en Ganancias el mes pasado, "este impuesto suma un incremento del 10% en los primeros cinco meses de 2005, que seguramente en el resto del año va a ser mayor".

Con estos números, la Secretaría de Hacienda podrá afrontar con mayor comodidad los fuertes vencimientos y pagos de la deuda del segundo semestre, a la espera del ansiado acuerdo de refinanciación d

Temas en esta nota