La Argentina comienza a pagar y deja atrás el default.

Los bonistas recibirán desde hoy los nuevos títulos de la deuda y el pago de intereses...

03deJuniode2005a las08:05

La Argentina, el más grande emisor de deuda entre los mercados emergentes, salió ayer del default al concretar el canje de los títulos soberanos y pagará desde hoy a los acreedores que aceptaron la oferta de intercambio de los bonos viejos.

A través de un comunicado, el Ministerio de Economía informó ayer que "la República Argentina ha concluido la fase última -operativa- de la reestructuración" al dar de baja la deuda que entró en el canje y entregar "los bonos nuevos y los pagos correspondientes a los mismos". Los nuevos bonos aparecerán desde hoy en las pantallas de cotización de los mercados; se espera que los títulos en pesos tengan un mejor desempeño que los emitidos en moneda extranjera.

Ayer, al cerrar el 22° congreso anual del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF), el ministro de Economía, Roberto Lavagna, destacó que la "reestructuración de la deuda y la salida del default", junto con la "salida bruta" a los mercados financieros de crédito dentro del programa global de desendeudamiento, forman parte de los logros del Gobierno.

Tras declararse la cesación de pagos en diciembre de 2001, en septiembre de 2003 se presentaron los lineamientos de la reestructuración de la deuda en Dubai, complementados hace un año en la llamada oferta de Buenos Aires, y en enero pasado se abrió el canje de bonos, cerrado a fines de febrero con una aceptación del 76,15 por ciento. A cambio de US$ 62.500 millones en bonos viejos, el país emitió US$ 35.300 millones luego de superar una serie de embargos judiciales.

En su discurso, Lavagna reconoció anoche que "muchos en su momento pensaron (y quizás aun hoy piensan) dos cosas: que las alternativas que se planteaba el Gobierno y el equipo económico no eran las correctas, y que nuestra negociación había sido demasiado dura". Sobre el primer cuestionamiento respondió que se optó por la alternativa "de la racionalidad" y sobre el segundo sentenció que "sólo un sentimiento de inferioridad mal entendido nos ha impedido durante muchos años asumir estas realidades que otros han sabido reconocer en su debido momento para beneficio de los pueblos a los que les tocaba representar".

Acreditación inmediata

En paralelo al discurso del ministro, se concretó el traspaso de los bonos desde los agentes de custodia a las entidades financieras en las que los depositantes podrán recibir sus pagos y sus nuevos títulos. Al respecto, tras haber recibido los papeles del Bank of New York, la Caja de Valores (CV) informó a la Bolsa de Comercio que había comenzado a liquidar los "citados instrumentos y los importes correspondientes durante el proceso nocturno del día de la fecha, acreditando los mismos en las subcuentas comitentes".

El presidente de la CV, Norberto Gysin, dijo a LA NACION que "los nuevos títulos están transferidos y se acreditarán entre mañana [por hoy] y el lunes". "A partir de mañana [por hoy], se acreditarán los títulos de legislación nacional y en el exterior, el lunes, con el giro de los pagos en forma simultánea", agregó Gysin. Con más tranquilidad luego del cierre del sinuoso y agotador proceso de reestructuración, el presidente de la entidad que custodiará los bonos en el país dijo que desde hoy algunos de ellos comenzarán a cotizar "y seguramente se acercarán al valor de otros títulos con la misma maduración".

En este sentido, un analista del sindicato de bancos de inversión que asesoró al Gobierno explicó entusiasmado que "los bonos en pesos son los que más espacio tienen para subir, en particular en el caso de los bonos con descuento, porque se trata de los instrumentos soberanos en moneda doméstica más líquidos y con mejor rendimiento entre todos los mercados emergentes: 17 por ciento".

En cambio, aclaró la fuente, es posible que haya

Temas en esta nota