El Central quiere más bancos fuera de las grandes ciudades.

La entidad prepara medidas para que se extienda la cobertura geográfica en los pequeños centros urbanos del país...

Por
06deJuniode2005a las09:33

El Banco Central quiere que las entidades extiendan su cobertura geográfica fuera de los grandes centros urbanos. La baja bancarización de la sociedad sería una de las causas

También pretende que ofrezcan servicios a los sectores de menores ingresos.

Según publicó hoy el diario Clarín, hoy los bancos atienden apenas al 15% de la población, el que se concentra en los segmentos de mayores ingresos (ABC 1 y C2). El mayor impulso a la bancarización se dio a través de las "cuentas-sueldo". Pero con la mitad de la población activa trabajando "en negro".

Si bien hay demasiados bancos y sucursales en los grandes conglomerados urbanos, resultan muy pocos en las pequeñas localidades.

Desde el Banco Central, trabajan, por un lado, en reducir los requerimientos de capitales básicos para quienes quieran entrar en el sistema financiero, siempre que privilegien la apertura de sucursales en las zonas menos cubiertas por los bancos ya establecidos.

Además, se le está buscando la vuelta a la normativa que regula las cajas de crédito para estimular su apertura, dado que la actual reglamentación (elaborada por el directorio que presidió Alfonso Prat-Gay), sería aún muy restrictiva, según la visión de las cooperativas y mutuales.

Ambos problemas se hicieron más evidentes tras la devaluación, cuando buena parte de la recuperación económica fue empujada por las economías regionales y las pymes, muchas operando en la informalidad.

Lavagna explicó que "hay 179 localidades de más de 2 mil habitantes y hasta un caso de más de 20 mil habitantes, incluyendo algo más de 700 mil habitantes, que no tienen ningún servicio bancario".

Asimismo, buscan facilitar la apertura de las cajas de crédito para atender varios puntos: llegada del crédito formal a los sectores de más bajos recursos, más operaciones en blanco y, en lo posible, una baja de las tasas de interés, que son más altas cuánto más bajo es el nivel socio-económico de quien toma ese crédito.

Sobre este punto, el titular de la Asociación de la Banca Especializada, Gregorio Goity, tiene datos reveladores: sobre el total de préstamos personales, el 26% fue otorgado por entidades no reguladas por el Central. En el caso de la financiación con tarjetas de crédito, el porcentaje de financiación "no regulada" llega a 38%.

Temas en esta nota