El riesgo país bajará a menos de 500 puntos a fines de junio.

Desde el lunes próximo, el banco JP Morgan incorporará a su índice los nuevos bonos de la deuda argentina, por lo que descendería de los más de 6.000 puntos actuales...

Por
10deJuniode2005a las08:44

La semana que viene el país volverá a tener un riesgo-país normal, podríamos decir. El lunes, el banco JP Morgan agregará a su índice los nuevos bonos de la deuda argentina. Volverá a los niveles previos a la asunción de la Alianza en el gobierno.

Por esa época, el índice se ubicaba en torno a las 510 unidades, un piso al que hasta ahora no se pudo volver. Este punto fue uno de los dolores de cabeza más grande para Fernando de la Rúa, en la crisis que empezó con la renuncia de José Luis Machinea, siguió con la ida de Carlos "Chacho" Alvarez y terminó de explotar en diciembre de 2001.

La entrada del Discount y el Par (ambos emitidos en dólares y bajo legislación estadounidense) significará que el riesgo argentino caería a casi 500 puntos, si tomamos en cuenta los precios registrados por los títulos al cierre del 6 de junio.
Al lunes pasado, el índice de riesgo país que mide el JP Morgan se ubicaba en 6.096 puntos básicos, ya que para calcularlo aún se tomaron los bonos en default.

Puede llegar a haber una diferencia en los valores debido a que la salida de los viejos bonos del índice será escalonada y se completará recién a fin de mes.

Ecolatina, consultora fundada por Roberto Lavagna, elabora un riesgo-país que toma en cuenta los bonos emitidos tras el default. Ayer, ese indicador llegó a las 463 unidades.

El riesgo-país es la sobretasa que paga un país por sus bonos en relación a la tasa que paga el Tesoro de Estados Unidos. Según el banco, los títulos argentinos estarán rindiendo 4,9% por arriba de los papeles estadounidenses.

Este reemplazo de bonos no supone que la deuda argentina gane peso en la composición del índice, donde en la actualidad mandan los títulos emitidos por países como Brasil y México.

Por los años 90 y hasta antes del default, los bonos argentinos eran los que más aportaban a la composición del EMBI Global, con una ponderación de casi el 20%. Ahora la Argentina saltará de 1,66% al 1,69%, registrando una muy leve incidencia en el índice.

Para los analistas será poco representativa la participación argentina. Hablan de un riesgo-país mentiroso. Lo que pasa es que el JP Morgan sólo incorpora a su índice los bonos que se sometan a la legislación estadounidense, y los bonos post default se rigen por la ley argentina.

Temas en esta nota