La región se une para buscar alternativas de financiamiento.

Los gobiernos de la Argentina, Brasil y Venezuela buscan un candidato común para suceder al uruguayo Enrique Iglesias al frente del Banco Interamericano de Desarrollo...

14deJuniode2005a las09:08

Los gobiernos de la Argentina, Brasil y Venezuela buscan un candidato común para suceder al uruguayo Enrique Iglesias al frente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), según anunciaron ayer en Buenos Aires. Los ministros de Economía dijeron que lo importante es acordar un proyecto y un proceso, y que los nombres no importan. “Proyecto, proceso y una persona que sea capaz de continuar un trabajo tan destacado como el que hizo Iglesias son las bases del entendimiento buscado”, señaló Lavagna en diálogo con la prensa. (DPA)

Créditos para desarrollo.

Lavagna, Palocci y Merentes coincidieron en postergar el análisis de la creación de un banco sudamericano e impulsar el fortalecimiento de lo que ya existe.

Buenos Aires.- La Argentina, Brasil y Venezuela desecharon ayer la idea de crear, por el momento, un banco sudamericano, y acordaron avanzar en proyectos comunes tendientes a fortalecer las instituciones ya existentes como el BID, el Banco Mundial y la Confederación Andina de Fomento.

Esa fue la decisión de los ministros de Economía de los tres países Roberto Lavagna, Antonio Palocci (Brasil), y Nelson Merentes (Venezuela), que coincidieron en la necesidad de contar con más voz y votos en el BID y en el Banco Mundial, así como en la necesidad de “agilizar, flexibilizar y eliminar los condicionamientos” en los préstamos que son otorgados para la región.

Los tres ministros mantuvieron una extensa reunión en el Palacio de Hacienda y luego brindaron una conferencia de prensa; fue en su transcurso cuando desestimaron oficialmente la creación de una nueva estructura financiera. Con anterioridad, Palocci había sido recibido en la Casa de Gobierno por el presidente, Néstor Kirchner, en una reunión de la que participó Lavagna.

Entusiasmo

El más entusiasmado por la idea del banco regional era el representante venezolano, que había traído a Buenos Aires un mandato expreso del presidente Hugo Chávez. Sin embargo, Lavagna y Palocci se inclinaron por el fortalecimiento de las instituciones ya vigentes, y Merentes privilegió al final la idea conjunta.

Lavagna afirmó que durante el encuentro fueron analizadas algunas alternativas, que están todavía en borrador y tienen que ver con nuevas formas de financiamiento. En ese marco, destacó el rol positivo de la Confederación Andina de Fomento, y dijo que los tres analizaron la concreción de alguna acción conjunta en cuestiones técnicas relacionada con el Banco Mundial y con el BID. “Queremos que nuestros países tengan un peso -o voz y voto- mayor que el que en estos momentos tienen”, señaló.

La realidad

“Sin descartar ideas futuras, como otro tipo de estructura, queremos ser realistas y ver cómo podemos mejorar lo que hoy tenemos en los organismos que ya existen”, añadió, y explicó que en el encuentro se analizó la posibilidad de cambiar los tiempos, ya que se da el caso de que algunos proyectos son largos y tienen costos administrativos que son altos.

Señaló que se habló también sobre la relación entre los créditos y las contrapartidas presupuestarias que hay que cumplir -como tener superávit fiscal-, que generan condiciones complicadas, y que fue analizado el destino de los créditos. “Pretendemos que los préstamos no sean sólo de ajuste estructural, sino también financiar proyectos de infraestructura relacionados con la integración”. (DyN-NA)

Definiciones

Palocci expresó una visión optimista para alcanzar un crecimiento equilibrado entre Brasil y la Argentina.

“Podemos hablar de todo, menos de fútbol”, esbozó Palocci con una sonrisa, y felicitó a Lavagna y a Bielsa por el triunfo argentino sobre el seleccionado de su país.

Temas en esta nota