La soja ya escaló 15,6% por la sequía en los Estados Unidos.

Cerró ayer a $ 532 por tonelada. El 13 de mayo cotizaba a $ 460 por tonelada...

Por
23deJuniode2005a las09:17

Cerró ayer a $ 532 por tonelada. El 13 de mayo cotizaba a $ 460 por tonelada. Es récord desde que comenzó la cosecha. Pero aún está lejos del pico del 2004: $ 718.

Desde el mes pasado, el precio de la soja de la actual cosecha pegó un salto en Rosario del 15,6 por ciento. Ayer, cerró a 532 pesos por tonelada, mientras que el 13 de mayo cotizaba a 460 pesos por tonelada. La suba está en gran medida alineada con lo que sucedió en el mercado de Chicago, en Estados Unidos, cuya posición más cercana, la de julio de este año, cerró ayer a 270,8 dólares por tonelada, mientras que el 13 de mayo cotizaba a 230 dólares por tonelada. En este caso, el aumento es del 20%.

El comienzo de la trepada casi coincidió con el inicio de lo que se denomina "weather market" (mercado climático) en Estados Unidos, que en ésta época va al ritmo de la siembra de soja en ese país.

Los vaivenes del clima afectan la cantidad de hectáreas que se sembrarán finalmente en territorio estadounidense, el principal productor mundial de soja. Y la superficie implantada tiene una estrecha relación con la producción que finalmente se obtendrá.

Este año, el clima seco en buena parte de la zona sojera de los Estados Unidos está impidiendo la siembra de muchos lotes. Más al sur del país, en muchos casos la decisión de no sembrar está vinculada con la diseminación de una poderosa enfermedad que afecta a la soja, conocida como roya. La roya puede provocar pérdidas casi totales si no es controlada a tiempo y aumenta el costo de protección del cultivo.

El precio al que cerró ayer la soja en Rosario es el mayor desde que comenzó la cosecha de la actual campaña, a mediados de marzo, aproximadamente. Pero aún está lejos de otros valores que se lograron en los últimos años. La soja de la cosecha pasada, la 2003/2004, comenzó a levantarse con valores que superaban los 700 pesos por tonelada, aunque luego fueron decayendo a lo largo del año, hasta llegar al piso de 430 pesos por tonelada que tocaron a comienzos de febrero de este año.

¿Qué puede pasar de aquí en más? Para Hugo Visca, de la corredora Enrique R. Zeni & Cía., habrá todavía un mes o algo más en el que se seguirá mirando al clima en Estados Unidos. Se definirá el área sembrada, pero quedará abierta la evolución de los cultivos, cuyo estado y rendimiento dependerá de que las lluvias sean las apropiadas.

Para Agustín Vitta, de la corredora Fyo.com, también está pesando el volumen de la cosecha local. Con casi 39 millones de toneladas este año, unas 8 millones más que el año pasado, hay una fuerte cantidad de soja en el mercado argentino, lo que hace que los compradores operen con tranquilidad y, así, las subas que se registran aquí no siguen de manera lineal a las de Chicago.

Los que podrán aprovechar este aumento de precios son los productores que aún no vendieron la soja que cosecharon (la recolección ya está terminada, salvo muy pequeñas superficies), siempre y cuando la oleaginosa se mantenga en estos niveles y no vuelva a bajar antes de que decidan vender. Aunque también tienen la posibilidad de asegurarse precios y/o capturar adicionales subas operando en los mercados de futuros y opciones. Pero apenas un 15% de la producción argentina se comercializa con esas herramientas.

Los previsores tienen hoy un dato alentador: en los mercados de futuros pueden vender la soja de la próxima campaña, que se comenzará a sembrar a partir de setiembre, en 177 dólares por tonelada. Ese precio es superior al que había para esta misma fecha del año pasado. Pero a partir de entonces comenzó a bajar, hasta que tocó su piso, cercano a los 140 dólares, en febrero pasado.



Temas en esta nota