La economía argentina crecerá más de un 3 por ciento.

En el Palacio de Hacienda pronostican un desempleo de sólo un dígito para la próxima década y destacan que la falta de inversiones se está revirtiendo...

Por
27deJuniode2005a las08:15

El subsecretario de Programación Económica, Sebastián Katz, sostuvo ayer que la economía crecerá "entre el 3 y el 3,4 por ciento" en los próximos diez años, y pronosticó que el desempleo alcanzará a "un dígito" el año que viene.

También aseguró que "no hay nubarrones" en materia de provisión energética, aunque reconoció que en los próximos tres años la economía marchará por "un desfiladero estrecho" por la falta de inversiones que hubo en el pasado, pero que esa situación "se está revirtiendo" y no hará peligrar el crecimiento.

"El ritmo anual al que vamos a crecer ya no va a ser más del 9 ó 10 por ciento, sino que estamos convergiendo a niveles muy razonables para la economía argentina, donde lo más importante es garantizar que dejemos atrás el pasado de fuertes expansiones y súbitas depresiones", subrayó Katz en declaraciones radiales.

Al respecto, pronosticó que la economía mostrará "tasas de crecimiento entre 3 y 3,4 por ciento anual promedio durante la próxima década".

Además, remarcó que "durante algún momento del 2006, si siguen las tendencias actuales, uno tendría que ver tasas (de desocupación) inferiores a los dos dígitos".

El funcionario puso de relieve que "en lo inmediato, nada hace prever que el ritmo de crecimiento que la economía viene llevando pueda verse alterado por dificultades en materia de provisión energética".

"En la actual coyuntura no hay ningún nubarrón a la vista, más allá de cierta estacionalidad que pueda haber en la demanda de servicios energéticos", indicó Katz.

Sin embargo, admitió que "en los próximos tres años, la Argentina va a caminar por un desfiladero estrecho producto de la falta de incentivo a la inversión que hubo en el pasado, pero que está revirtiendo".

"Cuando uno habla de garantizar un crecimiento sostenido y duradero siempre está pensando en lo importante que implica el derrame hacia el conjunto de la población, especialmente a los sectores menos favorecidos", afirmó Katz.

El funcionario destacó que "hubo una crisis muy profunda producto de la inviabilidad de un esquema insostenible que llevó los indicadores sociales a niveles nunca vistos", y puntualizó que "uno de los principales desafíos es el crecimiento de los sectores más postergados".

Así, afirmó que "el proceso actual de crecimiento tiene bases muy diferentes de los que han sido típicos en el pasado en la Argentina", aunque destacó que "se está partiendo de niveles preocupantes".

Temas en esta nota