Fin de mes, con un dólar en $ 2,91.

Las persistentes órdenes de compras, sea para encuadrarse a nuevas normativas de control, como el cierre de posiciones propias de fin de mes

Por
30deJuniode2005a las09:15

Buenos Aires. Las persistentes órdenes de compras, sea para encuadrarse a nuevas normativas de control, como el cierre de posiciones propias de fin de mes, impulsaron de nuevo al dólar frente al peso que ascendió ayer a 2,88/2,91 pesos por unidad en las casas de cambio.

En tanto, en los mercados del Viejo Continente, el euro se apreció en comparación con la moneda norteamericana, producto de la espera generada en torno de la reunión de la Reserva Federal (FED) de Estados Unidos.

“La plaza continuó vendedora. Cada dos ofertas se registraba una orden de compra”, señaló Pablo Paniccia, de García Brokers.

“En cierta forma, las medidas del Banco Central (BCRA) para incentivar la adquisición de divisas y el fin de mes llevó a que se reacomodaran posiciones”, agregó.

Según los cambistas, el BCRA realizó operaciones esporádicas. El principal motor de la oferta fue una entidad financiera extranjera. Al parecer, compraba por la demanda puntual de una empresa para girar dinero al exterior.

Se extiende el control

El difícil panorama que enfrenta el Gobierno para impedir que la cotización de la divisa estadounidense pierda valor respecto al peso ha motivado el anuncio de una nueva extensión en los controles de capitales para reducir la presión sobre el dólar.

La resolución 365/2005 –publicada en el Boletín Oficial– extiende el encaje del 30 por ciento por un año al ingreso de capitales de residentes cuando sean mayores a los dos millones de dólares. A su vez, se obliga a ser informados a la Afip ingresos de capitales de residentes que superen los 50 mil dólares.

“Los ingresos cambiarios por ventas de activos externos de residentes del sector privado, cuando superen el equivalente a dos millones de dólares por mes y por persona física o jurídica en el conjunto de las entidades autorizadas a operar en cambios, están sujetos a los requisitos mencionados en el artículo cuatro del Decreto 616/2005”, dice la resolución.

También fijó que las personas “físicas o jurídicas residentes del sector privado que efectúen ingresos cambiarios por ventas de activos externos, cuando superen el equivalente a los 50 mil dólares por mes, deberán informar a la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip)”.

Quedan exceptuadas las repatriaciones de fondos externos de residentes formados con acceso al mercado de cambios para un destino específico, “cuando esté destinada su aplicación a la cancelación de deuda”.

Asimismo, no están alcanzados “los ingresos por endeudamientos financieros con el exterior del sector financiero y privado no financiero en la medida que sean destinados a la inversión en activos no financieros, y contraídos y cancelados” en un plazo promedio “no menor a un año”.

 

Temas en esta nota