El Gobierno sube la deuda otros $ 1000 millones.

Licitará esa cifra en Boden 2014...

Por
06deJuliode2005a las07:59

En lo que será la segunda salida en el mercado local después de que terminó el proceso de reestructuración de deuda en default, el Gobierno ofrecerá desde hoy Boden 2014 por hasta $ 1000 millones para renovar parte de los vencimientos de las próximas semanas.

Buscará cubrir los que se producirán el mes próximo y afrontar con mayor comodidad la compleja negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI). El Gobierno enfrenta pagos a organismos internacionales y acreedores privados por unos US$ 7000 millones hasta diciembre, según estimaciones privadas, pero mantiene su política de reducir su deuda en términos netos al renovar una parte y cancelar otra con recursos genuinos.

Según anunció el Ministerio de Economía, en la licitación pública a la que se convoca para la colocación de Boden 2014 en pesos se recibirán ofertas hasta mañana, a las 14, y tendrá como fecha de liquidación el martes próximo.

El Boden 2014 tiene un cupón de 2% y su capital se actualiza por la inflación minorista. La subasta será por el sistema holandés de precio único. En el mercado estiman que la tasa de colocación de esos títulos tenderá a alinearse con el rendimiento que el mismo bono ya tiene y ronda en torno del 5% anual sobre inflación.

En mayo pasado, el Gobierno colocó otros $ 1000 millones con ese título y pagó una tasa de interés del 6,51%, que entonces estuvo dentro de lo esperado por el mercado, aunque el secretario de Finanzas, Guillermo Nielsen, admitió que era "alta", si se le suma el costo de la indexación por inflación.

La colocación se tornaría más atractiva aún después de conocerse el alza de precios minoristas de junio, difundido ayer por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), que fue del 0,9%, muy por encima del 0,6% que estimaban previamente los analistas.

En la subasta de mayo, la demanda por Boden 2014 duplicó la oferta, ya que se presentaron propuestas por unos $ 2165 millones, con los fondos de pensión como principales actores.

La emisión tendría el efecto secundario de ayudar al Banco Central en su tarea de aspirar pesos de la plaza y evitar su apreciación frente al dólar.


Temas en esta nota