Respaldo del BID a la política del BCRA.

Su presidente, Enrique Iglesias, dijo que la suba de la inflación es natural en una economía en crecimiento...

07deJuliode2005a las08:10

Santander, España.- El resurgimiento de la inflación es un problema "natural" en una economía que crece a ritmos "muy dinámicos" como la Argentina. Fue la respuesta del presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Enrique Iglesias, cuando los periodistas argentinos que cubren el seminario sobre "Democracia, crecimiento con igualdad y educación", que finalizó ayer en esta ciudad, le preguntaron si el organismo está preocupado por los índices de precios que se conocieron anteayer en Buenos Aires.

El funcionario, que dejara su cargo en septiembre, recomendó sí prestarle atención al problema "aplicando las políticas monetarias adecuadas". ¿Lo está haciendo bien el Banco Central argentino?, fue la repregunta obligada. "Creo que sí. Es un problema en el que uno tiene que hacer equilibrio entre las tasas de interés, evitar que el tipo de cambio se siga apreciando, por efectos de la devaluación del dólar en el mundo, entre otros elementos. Pero el Banco Central está haciendo lo que puede, con los instrumentos que tiene a mano, y yo lo entiendo", contestó.

El apoyo de Iglesias a la conducta del organismo que conduce Martín Redrado fue más allá, al proponer la necesidad de "hacer lo que se pueda para mantener un tipo de cambio alto, porque eso es muy estimulante para la economía en general".

Se refirió así a la política del BCRA, que viene realizando fuertes intervenciones en el mercado cambiario, comprando dólares para evitar que caiga su cotización por debajo de los $ 2,88/2,90. Anteayer, luego de conocerse que la inflación del mes pasado había alcanzado el 0,9%, superando ampliamente las proyecciones oficiales, el ente monetario pareció abandonar esa política y sólo compró 16,5 millones de dólares, contra el promedio de 70/80 millones diarios que venía adquiriendo en las últimas semanas. Sin embargo, ayer volvió a comprar 76 millones de dólares.

Además, convalidó un aumento de las tasas de interés por medio de una licitación de letras, con el propósito de esterilizar parte del abundante dinero que está circulando en el mercado.

Iglesias fue el encargado de clausurar ayer el seminario que organizaron aquí el Grupo Santander y la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, luego de un panel que congregó a los rectores de las universidades de Buenos Aires, Guillermo Jaim Etcheverry; de Oviedo (Asturias) y presidente de la Conferencia de Rectores de Universidades de España, Juan Antonio Vázquez, y de Santiago de Compostela, Senén Barro, y al presidente del Centro de Investigación y Estudios de San Pablo, Carlos Vogt.

La educación

Allí se debatió sobre la necesidad de revalorizar la educación, en particular en el nivel universitario, como forma de contribuir a una mejor distribución del ingreso y al crecimiento. El papel protagónico de la universidad pública estuvo presente en todas las exposiciones.

Durante su disertación, que se desarrolló en el auditorio de un edificio reciclado, donde antiguamente funcionaban las caballerizas del Palacio Real de la Magdalena, Iglesias se manifestó optimista sobre el futuro de la región (en plena coincidencia con los pronósticos que vertieron estos días los distintos directivos del Grupo Santander), pero recomendó aplicar políticas que permitan sostener el crecimiento "cuando lleguen los períodos de vacas flacas, que van a venir".

La progresiva reducción de la deuda y el cambio de su perfil y la mejora del crédito interno fueron sus principales consejos al respecto. Igual que varios de los expositores en jornadas anteriores, Iglesias también se mostró partidario de revitalizar el papel del Estado en los países de la región, no en el sentido intervencionista que rigió entre las décadas del 50 y del 70, pero sí "un Estado que promueva u

Temas en esta nota