El Central sigue de compras.

La fuerte intervención en la plaza impulsa expectativas inflacionarias...

Por
08deJuliode2005a las07:57

Para despejar dudas, el Banco Central (BCRA) ratificó ayer su compromiso con el dólar alto. Pese a que las expectativas inflacionarias desbordan las pautas que diseñó sobre evolución de precio para 2005, volcó a plaza más de $ 270 millones para comprar US$ 94 millones y evitar que el valor minorista de la divisa se aleje más del piso de $ 2,90 que el Gobierno se comprometió defender.

Se trata del segundo día de masiva intervención con ese propósito (aunque la cotización cayó a $ 2,89), lo que pareció impulsar las crecientes expectativas de subas en los precios que hay en el mercado, según registró ayer el relevamiento que realiza el BCRA, al mostrar una suba de un 0,5% semanal en la proyección anual, que ahora quedó en el 10,3% anual (previo, 9,8%).

La percepción de los operadores (el Central releva los pronósticos de unos 50 analistas y economistas de distinta tendencia) parece ir fortaleciéndose con el correr de los meses, aunque desde el BCRA buscan llevar tranquilidad.

"La suba que registraron los precios en junio no debe causar alarma, ya que el programa económico tiene fundamentos perdurables, a diferencia del plan Austral y la convertibilidad", afirmó ayer en Tucumán (donde participó de una muestra) el gerente general de la entidad monetaria, Carlos Pérez.

En concordancia con lo que había expresado anteayer el ministro de Economía, Roberto Lavagna, que trató de quitarle dramatismo al alza del 0,9% en los precios en junio, recordó que "siempre se vinculó a la inflación con las corridas previas a las subas del dólar, pero hoy no ocurre eso y la gente elige nuestra moneda".

El temor de los operadores respecto de los efectos que podría tener la política cambiaria creció esta semana cuando el BCRA no pudo renovar totalmente un vencimiento de letras (títulos de deuda), con lo que ayudó con otros mecanismos a la expansión monetaria en momentos en que los analistas recomiendan más prudencia.

Según los operadores, muchas de las ventas de dólares las realizan inversores que usan los pesos obtenidos para comprar bonos en pesos indexados, los que acumulan mejoras de hasta un 4% desde que se conoció la inflación del mes pasado.

Temas en esta nota