Se colocaron otros $ 1000 millones, a menor tasa.

El Gobierno pagó 5,2% en la licitación...

Por
12deJuliode2005a las08:12

El Gobierno logró ayer una ligera baja en la tasa de interés, en la tercera colocación de Boden 2014 que realizó desde la salida del default, otra vez por 1000 millones de pesos. El rendimiento se ubicó en un 5,2 por ciento más CER, frente a un resultado de un 6,51% en la primera, realizada en mayo, y del 5,5% obtenido la semana pasada.

Según informó la Secretaría de Finanzas, que conduce Guillermo Nielsen, se recibieron propuestas por $ 5086 millones, una suma importante, aunque más limitada que los $ 8746 millones ofertados en la segunda licitación de esos bonos.

En el tramo competitivo se recibieron 145 ofertas por $ 4228,1 millones, mientras que hubo 30 propuestas en el tramo no competitivo, por 858,5 millones de pesos.

En total, el Ministerio de Economía tomó 43 ofertas, con un precio de corte pactado a $ 873 pesos por cada $ 1000 de valor nominal ofrecido (VNO).

Con la operación de ayer quedó completado el cupo de ampliación de Boden 2014 por $ 3000 millones autorizado en el programa financiero, que fue aprobado junto con el presupuesto nacional 2005.

En el caso de los Boden 2014, el capital de los bonos se actualiza con la inflación, por lo que -con una previsión de una suba de precios en torno del 10% anual- el interés real del título superaría el 15 por ciento.

Los analistas elogiaron la baja de la tasa, pero consideraron que todavía sigue siendo elevada.

En principio, el Ministerio de Economía no prevé una inmediata ampliación de este monto, aunque podría licitar 1000 millones de dólares en Boden 2012, más allá de las operaciones que realizó con ese título con Venezuela.

En cambio, se prevé salir al mercado internacional a principios del último trimestre del año.

Baja del riesgo

La creciente demanda de títulos se reflejó ayer en el aumento de su cotización: el Boden 2014 cerró a 87 pesos, con un alza del 1,05 por ciento.

Esta suba se tradujo en la caída del riesgo país que elabora el banco JP Morgan sobre la base de los precios de los bonos, que se colocó en un nivel casi similar al de Brasil. El EMBI plus se ubicó ayer en 416 puntos básicos, frente a los 411 puntos de Brasil.

El analista del banco de inversión ABN Amro, Fernando Losada, dijo en Nueva York que los inversores se deberían continuar posicionando "en deuda en pesos protegida de la inflación, preferentemente en papeles de más corto plazo".

Los fondos obtenidos se usarán para hacer frente a los fuertes vencimientos de deuda que el Gobierno enfrentará en los próximos meses. Esta brecha deberá seguir siendo financiada en el mercado ante la certeza de que el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) no se alcanzará hasta después de las elecciones legislativas de fines de octubre.

Una misión técnica del Palacio de Hacienda planea viajar la semana próxima a Washington para comenzar a negociar el nuevo programa, después de que el directorio de la entidad multilateral aprobó el artículo IV. Economía busca un acuerdo de tres años para refinanciar el 100% de los vencimientos con los organismos de crédito, aunque se prevé que este porcentaje se reduzca a un 70 u 80% por los últimos acuerdos que firmó el FMI.

El Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF) sostuvo ayer, en su informe mensual, que si la Argentina no logra un acuerdo este año, deberá refinanciar el 75% de los compromisos que afronta en el segundo semestre del año.

"El superávit primario apropiable del Tesoro alcanzaría a 7800 millones de pesos en el segundo semestre, y considerando que la carga de intereses del período es de 4200 millones, quedaría un remanente 3600 millones para amortizar deuda", señaló el IAEF en su análisis económico.


Temas en esta nota