Granos: Afip frenó una evasión de $200 millones.

Funcionarios del ente recaudador aseguraron que funcionó el trabajo de inteligencia y cruce de datos...

13deJuliode2005a las09:09

El operativo granos que encaró la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip) apenas arrancó la campaña de granos gruesos en la región evitó una evasión de más de 200 millones de pesos. Así lo confirmaron ayer a La Capital funcionarios del organismo recaudador que hoy estarán en Rosario para explicar los detalles del megaoperativo.

"Con este operativo en la cosecha 2005 se evitó una evasión de alrededor de 200 millones de pesos", explicó Jorge Speraggi, de la Afip.

La acción encarada por los sabuesos en la región detectó fundamentalmente acciones vinculadas con la evasión en el pago del IVA, mediante la figura del "prestanombre", según señalaron los funcionarios del organismo recaudador nacional.

"Evitar evasión en estos casos tuvo mucho que ver también con evitar fraudes", dijo Speraggi quien comentó que en este sentido la Afip "decidió no devolverle el IVA a productores que no les correspondían", frenando en forma simultánea las dos acciones ilegales.

Cruce de datos

El operativo de la Afip en esta campaña intentó "llegar al hueso" del problema y por eso modificó su metodología de acción y encaró un trabajo más de inteligencia que de presencia física en el lugar de los hechos.

Así, a diferencia del ciclo 2004, cuando se pudo ver un fuerte despliegue de operativos en rutas -incluso con la presencia del entonces ministro de Justicia Gustavo Béliz pidiéndole la carta de porte a los camioneros- este año la Afip optó por cruzar datos e información, tanto propia como de terceros para detectar casos de evasión.

"Realizamos un trabajo de cruce de datos con nuestras propias fuentes y con otros organismos relacionados al tema, como los que encararon controles camineros y demás", explicó Speraggi.

En este sentido fue crucial el cambio en los requisitos que exigió la Afip a acopios y cooperativas respecto de la información sobre el movimiento de mercaderías, que antes se realizaba en forma mensual y a partir de este año debía enviarse en forma diaria al organismo recaudador.

De todos modos, aunque la presencia física no fue el fuerte del operativo, en los hechos también se recurrió a esta herramienta para fiscalizar. "Buena parte de la información que obtuvimos se logró en base a la información cotidiana que exigimos", dijo el vocero de la Afip, quien comentó que a diferencia de otros años, cuando se habían detectado casos de evasión de envergadura en pocos operadores, las maniobras que se descubrieron esta vez estuvieron más atomizadas, aunque no por eso involucraron menores montos.

La mayoría de los casos de evasión se produjeron bajo la metodología del prestanombre, aquella en la cual una persona física o jurídica presta sus datos para respaldar una operación en negro con documentación apócrifa.

El comercio de granos estuvo en el foco de las acciones que encaró el Ministerio de Economía para combatir la evasión, en el marco del plan antievasión II que lanzó el gobierno este año.

Además de la modificación en el flujo de información que debían aportar acopios y cooperativas, en forma conjunta la Afip y la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca) anunciaron que exigirían el uso obligatorio de las cartas de porte para todo el transporte de granos, incluso para el flete corto. De todos modos, esta última disposición no llegó a implementarse.

La presentación, de la cual participará la plana mayor de la Afip, se realizará cuando todavía resuenan los ecos en el mercado local del extraño caso de un remisero asaltado cuando transportaba más de 500 mil pesos en efectivo desde un acopio de Pergamino. El caso, que investiga la Afip y que involucró a empleados de una casa corredora rosarina, influyó en el pedido de licencia de un direct

Temas en esta nota